PORQUE NUNCA ES TARDE

Siempre que de pequeña me preguntaban qué quería ser de mayor, yo contestaba que escritora. Todas las niñas querían ser enfermeras, maestras, ¡bailarinas! Yo no, yo, escritora. Pero pasó el tiempo y parece que me llamaron más los números que las letras… ¡qué le vamos a hacer! Así que estudié económicas, preparé oposiciones para HaciendaSigue leyendo «PORQUE NUNCA ES TARDE»

Anuncio publicitario