El relato del viernes: Mi Destino

IMG_1269

¡Por fin es viernes, chicos! Para mí siempre ha sido y seguirá siendo el mejor día de la semana, esa sensación que tienes cuando llegas a casa un viernes por la tarde y tienes por delante el fin de semana… Indescriptible.

Así que, en homenaje a todos esos grandes viernes, me he propuesto crear una nueva sección dentro del blog: “El relato del viernes”. Cada viernes intentaré sorprenderos con una historia nueva, todas ellas salidas del corazón, pequeños relatos que espero os gusten y disfrutéis de ellos tanto o más que yo al escribirlos.

Y, para inaugurar la sección, hoy os traigo MI DESTINO, un pequeño escrito que nació en la madrugada, como siempre que buscas la inspiración. Aquí lo tenéis:

MI DESTINO

                                                                      Por Ana Centellas

“Descendí las escaleras con cuidado, completamente a oscuras, tanteando en busca de algún interruptor que iluminara mi destino. Lo logré, lo alcancé, y una tenue luz, casi fantasmagórica, iluminó con levedad el lugar donde me encontraba.

Quedé atónito, la respiración se me cortó durante unos breves instantes. Continué bajando las escaleras con sumo cuidado, intentando no profanar la paz que podía palparse en el ambiente.

Al final de la escalera, me sorprendió una suave alfombra, mullida, cálida, acogedora. Me quité los zapatos para que mis pies descalzos pudieran apreciar aquel tacto, tan suave y aterciopelado. Me dieron ganas de tumbarme y no levantarme de allí jamás. Eché un rápido vistazo a mi alrededor; no había nada más, el vacío más absoluto.

Seguí adentrándome con lentitud, disfrutando de cada paso que daba sobre aquella mullida alfombra. Las paredes estaban recubiertas del mismo material, en una clara invitación a abrazarlas. El silencio que reinaba en el lugar era tan absoluto que pude escuchar a la perfección el eco de mi voz cuando pregunté, en voz bajita para no enturbiar aquella atmósfera, “¿hay alguien ahí?”

Más silencio, ninguna respuesta, sólo el sonido de mi respiración, a cada momento más pausada, más relajada. Era tal el embrujo de aquel lugar que me acurruqué en un rincón, disfrutando de aquella soledad tan apacible. Cerré los ojos para agudizar los sentidos, me embriagaba la paz y por fin sentí que había encontrado mi sitio. Aquel donde podía ser yo mismo.

Solamente al abrirlos y volver a mirar aquel lugar, comprendí que había llegado a las profundidades de mi alma.”

Espero de corazón que os haya gustado, ¡dejadme vuestras impresiones! Nos vemos nuevamente el próximo viernes, en esta misma sección, con un nuevo fin de semana, un nuevo relato y nuevas ilusiones.

¡Se os quiere!

Anuncios

2 comentarios en “El relato del viernes: Mi Destino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s