Reseña: El Principito


Lo reconozco, no he podido evitarlo. Compré este libro para que lo leyese mi hijo de nueve años, pero me ha sido imposible releerlo una vez más. Aún recuerdo la primera vez que lo leí, siendo una niña, y me entristece ahora recordar que lo encontré aburrido. Desde entonces no sé la cantidad de veces que lo habré leído, hasta que en alguna mudanza… Se perdió, como mi bonito principito perdido en el desierto.

El caso es que el genial “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, no hace falta ni nombrarlo, debería ser de lectura, no obligada, eso nunca, pero si deberíamos animar a nuestros hijos a leerlo. Y me siento demasiado osada al escribir esta reseña, cual “joven” inexperta profanando el “santo grial” de la literatura juvenil.

El pequeño principito vivía en un planeta muy pequeñito, donde se ocupaba de deshollinar sus tres volcanes, limpiar la tierra de los baobabs, que amenazaban por cubrirlo por entero y de ocuparse de su flor, su bien más preciado y que cuidaba con cariño.

En la tierra, un niño con una gran imaginación, como le correspondía a su edad, decidió dibujar una serpiente que se había comido un elefante. Pero cuando mostraba orgulloso su dibujo a los mayores, estos solo veían un sombrero… Y le animaban a dejarse de dibujar tonterías y dedicarse a estudiar cosas más “serias”.

Un día el Principito decidió salir de su planeta, y fue visitando planetas con personajes de lo más variados, de cada uno de los cuales obtenía una enseñanza, hasta llegar a la tierra, donde se encontró con nuestro niño, ya crecido, ya mayor, inmerso en ese mundo de los “mayores” que nunca entendían nada.

Un libro para niños, por su facilidad de lectura y los valores que enseña, que todos los adultos deberíamos leer sin falta, por las enseñanzas que nos va a ir a recordando. Porque todos llevamos dentro ese niño interior incomprendido que no debemos dejar marchar nunca. Porque nunca debemos coartar la libre imaginación de un niño, que es el mayor tesoro que va a tener nunca.

Y porque solo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible para los ojos…

Anuncios

Un comentario en “Reseña: El Principito

  1. Recuerdo que me pasó exactamente igual que a ti. Me lo regalaron cuando era pequeña, lo leí y lo odié, porque no lo entendía. Me parecía un libro absurdo e infantil que todo el mundo sobrevaloraba. Hace unos años le volví a dar una oportunidad y me enamoró, hasta tal punto que procuro leer por lo menos varios capítulos (los que más me apetezcan) cada tres o cuatro meses. Es un libro, como Momo, que tiene una lectura según la edad con la que lo leas. Y ese estilo infantil y sencillo que utiliza hace que sus verdades sean casi bofetadas de realidad.

    Al final acabé tatuándome la boa y el elefante con una frase de Magritte (mi libro y mi pintor favoritos) para que nunca se me olviden ciertas cosas.

    Es una maravilla.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s