Entrada especial: “Escribiré para ti”

ESCRIBIRÉ PARA TI.jpgImagen tomada de la red

 

Hace poco, un gran amigo muy querido me envió por whatsapp el siguiente texto:

“Acabo de ver a una pareja abrazarse por más de cuatro minutos, dándose calor y amor en un gesto tan sencillo, y despedirse con un beso, un te quiero y hasta mañana, y se me ha vuelto a romper el corazón en pedazos y mi alma ha comenzado a llorar de nuevo por el anhelo que siento de tener esa sencillez que llena cada poro de la existencia. En un mundo en el que los abrazos están tan caros y amar con todo, sin tapujos y sin miedo se ha vuelto la quimera de nuestra generación, ese gesto que he visto pervivir, me llena de tormentas internas. No, los abrazos aún existen, pero ya nunca serán para mí.”

Fue leerlo y se me pusieron los pelillos como escarpias, así de claro. Pensé que ese magnífico texto tenía que ver la luz, y así se lo hice saber a mi amigo, pidiéndole permiso para hacer un relato con él. Pero no, señores, no, ese texto no se merece un relato. Se merece algo mucho mejor, por eso hoy escribo este post con una única finalidad, dedicarle a mi amigo las palabras que se merece, una declaración de sentimientos, una prueba de su valía. Y que circule por estas redes para darlo a conocer a todo el mundo. Aquí va mi pequeña y humilde dedicatoria, para ti.

Te mereces ser feliz, por ser la gran persona que eres, noble y de buen corazón. Que siempre está ahí, en las buenas y en las malas. Porque eres el mayor ejemplo de la palabra AMIGO.

Te mereces ser feliz, porque la vida ya ha sido lo bastante dura contigo, ambos sabemos los duros palos que has llevado y los que quedan. Pero recuerda, al final todo sale bien, y si no sale bien es porque todavía no es el final.

Te mereces ser feliz, amigo mío, porque tienes a tu alrededor una familia estupenda, problemas aparte, y una gran cantidad de amigos que te queremos, que estamos orgullos de ti y que siempre estaremos a tu lado. El otro día me dejaste muy preocupada, no tomes decisiones irreversibles, porque ese no es el camino.

Y si alguna persona se aleja de ti, entonces es porque no te merece. Y si no te merece, tampoco merece tu sufrimiento. Tranquilo, ya llegará esa persona que mereces y que te hará sentir la felicidad asomar por todos los poros.

Quizá ahora mismo sea la persona más adecuada para comprenderte, porque estamos en el mismo pozo, por razones distintas, las mías no tienen ni punto de comparación con las tuyas, pero en el mismo pozo, al fin y al cabo.

Busca tu ilusión, ya sabemos cuál es, ¿no? Y si te caes, te levantas. Y si te vuelves a caer, te vuelves a levantar, y así, así, así… hasta conseguir tu objetivo, tu ilusión. Como yo con mis clases de patinaje, ¿recuerdas? Siempre, siempre, siempre, nos volveremos a levantar.

Y sí, amigo, los abrazos existen. Esos abrazos que reconfortan hasta el último poro de tu piel y hasta el último rincón de tu alma. Existen, y por supuesto que son para ti. No te preocupes, que yo misma te voy a dar uno en unos días, de cuatro minutos, diez, media hora o toda una vida.

Siempre tendrás aquí mi hombro para lo que necesites, para llorar, para reír, o simplemente para reposar tranquilo. Y recuerda, si necesitas una historia para ser feliz, yo la escribiré para ti.

Y nunca olvides, que nosotros, tus amigos, TE QUEREMOS, y que eso no va a cambiar nunca, nunca, nunca. Tenlo por seguro.

No encuentro mejor ocasión para dedicarte las letras del maestro Benedetti:

 

Hagamos un trato

Compañera,

usted sabe

que puede contar conmigo,

no hasta dos ni hasta diez

sino contar conmigo.

Si algunas veces

advierte

que la miro a los ojos, 

y una veta de amor

reconoce en los míos,

no alerte sus fusiles

ni piense que deliro;

a pesar de la veta,

o tal vez porque existe,

usted puede contar

conmigo.  Si otras veces

me encuentra

huraño sin motivo,

no piense que es flojera

igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:

yo quisiera contar con usted,

es tan lindo

saber que usted existe,

uno se siente vivo;

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos,

aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda

presurosa en mi auxilio,

sino para saber

a ciencia cierta

que usted sabe que puede

contar conmigo.

Cuenta conmigo, cuenta con nosotros, para todo lo que necesites, porque, así, en grande y con mayúsculas, TE QUEREMOS, DUC.

¿Alguna duda queda? Hagamos un trato. Levántate para mí, y yo escribiré por ti la historia más preciosa que precises para ser feliz.

 

Anuncios

20 comentarios en “Entrada especial: “Escribiré para ti”

    1. Muchas gracias! Un amigo es alguien muy especial, muy difícil de encontrar, y a los amigos hay que cuidarlos, porque siempre estamos ahí, en las buenas, tomando unas cañas, por ejemplo, y en las malas, como es el caso. No se me ocurrió mejor regalo para hacerle que entregar lo que tengo dentro de mí

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s