Reto: “Mírame a los ojos”

MÍRAME A LOS OJOS.jpg
Imagen tomada de la red

Como en anteriores ocasiones, hoy os traigo el texto elaborado para el reto presentado por nuestra gran amiga Esperanza Solymar, del grupo de Facebook “El maravilloso mundo de los libros”. He de decir que es el grupo más ameno, participativo y familiar que he encontrado en Facebook. Una pequeña nueva familia que se quiere un montón.

En esta ocasión, trata sobre la violencia de género y debía incluir las palabras “nunca más”. He de decir que, aunque en el texto aparece la violencia ejercida por un hombre sobre una mujer, por ser la más habitual, y por mi condición de feminista por naturaleza y por obligación, podría aplicarse igualmente en el sentido contrario. Entendedlo de la manera que mejor os parezca. También puntualizar que los malos tratos también pueden ocurrir entre personas del mismo sexo. Desde aquí quiero puntualizar mi más sincero rechazo hacia cualquier forma de violencia.

Sin más palabras, os dejo con él. Espero sea de vuestro agrado.

MÍRAME A LOS OJOS

Mírame a los ojos y dime qué ves. ¿Ves acaso el brillo que en ellos resplandecía años atrás, cuando nos conocimos? ¿Acaso ves amor en ellos cuando te miro? ¿Realmente no ves la tristeza que les invade? ¿No ves su color apagado, sin vida? ¿No eres capaz de atisbar mis ojeras, que cada día son mayores? ¿Tampoco ves los surcos que recorren mi demacrado rostro tras tantas lágrimas vertidas?

Pues déjame decirte que estás ciego si no ves esas señales. Y como esas, tantas otras que llevo repartidas por mi cuerpo como estigmas que me recuerdan a cada momento el sufrimiento que llevo a mis espaldas.

¿Acaso piensas que es amor lo que sientes por mí? Sé sincero contigo mismo, por favor. ¿En verdad crees que una persona que ama a otra es capaz de infligirle tanto sufrimiento? No, ya te digo yo que no, que ese famoso refrán que dice que quien bien te quiere te hará llorar, no es cierto. Quien bien te quiere te hará reír, te hará soñar, te hará feliz.

Hoy voy a ser fuerte y te voy a confesar una cosa. Estoy cansada. Agotada. Cansada de tus estúpidos celos, cuando no he tenido nunca ojos para nadie más que no fueses tú. Cansada de tus gritos, de tus humillaciones, de tus menosprecios. Siento vergüenza ante el resto de la gente cuando lo haces en público. Pero no creas que siento vergüenza por mí, sino por ti. Porque tú solito estás dejando ver al mundo la clase de persona que eres. Igualmente estoy cansada de que la gente mire hacia otro lado cuando esto ocurre. Bien claro me ha quedado ya que ese no es su problema.

Estoy cansada de tus castigos cuando llegamos a casa, de tus golpes y tus palizas. Porque siempre lo merezco, según tú, yo me lo he ganado. Déjame decirte que hoy soy plenamente consciente de que no es así. El único culpable de todo esto eres tú, con tu mente perturbada. Y mientras, los vecinos hacen oídos sordos, como siempre, ante la evidencia que tienen delante cada día.

No soy yo, eres tú, el que fuerza con violencia mi cuerpo cada noche. No tengo palabras para expresar el asco que siento en esos momentos. Momentos que no hace tanto estaban cargados de ternura y sentimientos. ¿Cómo es posible que hayas cambiado tanto? Ya no te reconozco, no eres la persona que amé.

Hoy veo mi cuerpo y no me reconozco a mí tampoco, golpeada, demacrada, deprimida y humillada. Y tampoco sé cómo he podido estar tan ciega durante tanto tiempo, ocultando las evidencias, luchando por el amor que aún sentía por ti.

Pero hoy ese amor se ha terminado. Tú mismo le has puesto fin, acéptalo. Y mírame a los ojos, porque esta va a ser la última vez que lo hagas. Ya no te tengo miedo, ¿me oyes? No te tengo miedo y a partir de ahora vas a respetarme, porque volverás a valorar lo que tuviste y que ya no puede ser.

Hoy te digo adiós con la frente bien alta, una sonrisa en los labios y las maletas hechas. Porque NUNCA MÁS, ¿me escuchas?, NUNCA MÁS volverás a humillarme.

Ahí te quedas, y cuando notes mi falta, entonces, sólo entonces comprenderás de verdad lo que es llorar. Comprenderás de verdad que me infravaloraste. Y que a mí, ya nada ni nadie me puede hacer daño, porque he perdido todo el temor. Hoy soy fuerte. Que te vaya bonito. Mi vida comienza hoy.

 Ana Centellas. Noviembre 2016. Derechos registrados.

el-adios-copyrighted

Anuncios

25 comentarios en “Reto: “Mírame a los ojos”

  1. Anita está bien el escrito, porque lo haces bien. Aunque me tocó su fondo y esto quiero ser sincero, sea solo un hipotético protagonista, el dolor no deja de ser cierto. Desde siempre he dicho para que algo ocurra debe existir alguno que lo permita y en esto soy categórico y claro. Nadie está posicionado para humillar o maltratar a otro. Hoy quise contestar sin la retórica acostumbrada, quise hablar desde mis adentros como ser humano que padece. “Basta del maltrato a las mujeres” de parte de los cobardes. Un valiente la engrandece y valora, da gracias por tenerla y muestran su verdadera hombría. Respondí como me hace sentir el maltrato.

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias Dani por expresar tus sentimientos. Me alegra que el texto te haya hecho expresarte, al menos algo he conseguido. Estoy de acuerdo contigo en que para que esto ocurra, hay una parte que tiene que permitirlo, la pena es que esa parte no siempre es plenamente consciente de lo que está ocurriendo, y por temor o necesidad continúa soportando lo que sea. Es una especie de síndrome de Estocolmo. Aquí hablo con conocimiento de causa, y no porque haya recibido malos tratos por parte de mi pareja que quede claro. También he de decir que mientras sea un problema socialmente invisible, mayor va a ser el freno para evitar que desaparezca. No a la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones. Un beso muy grande, Dani. Ánimo y adelante! 😘

      Le gusta a 1 persona

  2. Muy bueno. En el fondo y en la forma. Cuando te pones “seria”, es cuando mejor escribes, según mi parecer. Se nota que lo sientes muy profundamente y la pluma te acompaña con unas frases rotundas, sinceras, incluso desgarradoras, que crean imágenes claras y concisas, transmitiendo un mensaje que, en este caso, es vital de comunicar a toda la sociedad.
    Y, a pesar de lo que dices en la introducción al texto, es vital de comunicar e interiorizar sobre todo para los hombres. Que para eso mi sexo es el que mayor número de atrocidades comete (y no solo en el campo de la violencia machista)
    En suma, otro gran texto, Ana.

    Le gusta a 1 persona

  3. Escribes muy bien, Ana……….¡ muy bien!
    Antes de nada mi solidaridad y apoyo para Danivera.
    No conocía ese grupo de Facebook pero lo buscaré. Es maravillosa vuestra iniciativa de hacer textos de ayuda contra el maltrato.
    Me posiciono en contra de cualquier tipo de maltrato, la violencia de género existe en todos los países, en España la sociedad está muy sensibilizada con este tema.
    Es muy importante que la sociedad sustituya la idea de que la víctima tiene parte de culpa en ese maltrato porque lo consiente por la certeza de que donde hay alguien recibiendo maltrato hay una falta de ayudas para encontrar una salida.
    El maltratado/a es siempre la víctima de otra persona que ejerce su posición de poder y lo reafirma sometiendo a alguien que no tiene los medios para defenderse.

    Enhorabuena por esta entrada y por ese proyecto ¡¡

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias!! El grupo es buenísimo, es como tener otra familia. Todas las semanas la administradora, Esperanza (que es un sol, ya verás) propone un reto para escribir un relato a partir de una imagen, en ocasiones tiene que incluir determinadas palabras… Esta semana evidentemente el tema no podía ser otro que el BASTA YA! Me gustaría mucho encontrarte por allí.
      Y también todo mi apoyo y solidaridad con Dani, una gran persona que se merece lo mejor.

      Besos

      Le gusta a 1 persona

  4. Creo que has superado el reto por mucho. el maltrato es el riesgo de sufrimiento sordo y encubierto que corre media humanidad. Sordo porque la sociedad no presta la atención debida y encubierto de manera tradicional por leyes injustas y creencias difundidas por instituciones y estamentos. Me ha gustado la resolución con la que has tratado el tema. Hay que tener valor para decir ese Nunca Más y además contar con el respaldo de todos. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  5. Me encanta tu entrada Ana, aunque me apena la temática. De pequeño tuve que oír, a través de la pared de un vecino, el maltrato de un marido a su mujer. Me marcó mucho. Un maltrato en casa, que en la calle se escondía. Pasan los años y la situación desgraciadamente ha cambiado poco. Mientras haya personas que confundan amor con posesión y una caricia con una bofetada, mucho camino nos queda por recorrer. Primero denunciar, por lo inmediato, segundo proteger, por el medio plazo y siempre educar, desde la escuela, para evitar que suceda.
    Un abrazo para todas las malteadas, y prisión para los maltratadores.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Luis! Yo también viví eso, estaba yo en el cole y los vecinos a voces y a golpes. Mi padre siempre decía, como siga así llamo a la policía. Creo que fueron en varias ocasiones, pero nada. Menos mal que al final el hombre se fue, y la pobre mujer (y nosotros) pudimos vivir en paz.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s