Reseña: “Soy una mamá”

24. RESEÑA SOY UNA MAMÁ.PNG

Último miércoles del año. Última reseña del año. Y debe ser que estoy especialmente sensible en estas fechas y que el instinto maternal aflora de mayor manera en mí, porque la lectura que hoy os traigo se trata de “Soy una mamá”, de Megan Maxwell (Ed. Zafiro). Así que, siguiendo en la línea de mi relato del lunes, “Orgullo de madre”, hoy os traigo esta novela.

Se trata de una novela corta, de apenas ochenta páginas, donde Megan nos narra con su habitual estilo narrativo llano y cotidiano, las aventuras de Estefanía. Con tres hijos, una chica adolescente, y dos chicos, de diez y seis años cada uno, pretende dar una nota de humor a la indiferencia de la mayor en plena edad del pavo, a las discusiones de los dos hermanos, a la zalamería del hermano mayor, y a las luchas diarias con ellos. Estefanía está ¿felizmente? casada y muy enamorada de su marido, tanto que no hace caso de las advertencias de su mejor amiga, y el día menos pensado ocurre algo que le cambiará la vida.

Pasas con ella un rato entretenido, que logra sacarte una sonrisa en varias ocasiones, donde te sientes, yo por lo menos, claro, identificada en muchas de las vivencias que tiene. Apenas una hora de lectura entretenida, un pequeño ratito de desconexión.

Pero… ¡Sí, tengo un pero! Que no todo el campo es orégano y tengo que admitir que me he sentido un poco decepcionada con la lectura. ¿Qué es lo que no me ha gustado? Sé que hay  veces que me pongo demasiado reivindicativa, pero es que me lo ponen tan fácil… Me ha decepcionado bastante que, después de leer prácticamente todos los libros de esta autora (sí, “Pídeme lo que quieras” y sus sucesivas continuaciones también) y haber encontrado siempre personajes femeninos independientes, fuertes, en este caso no haya sido así.

Porque en la historia, Estefanía deja su profesión para dedicarse al cuidado de los hijos, sacrificando su trayectoria profesional, ya que su marido cobraba el doble que ella. Y se dedica a ser mamá, a llevar a los hijos al colegio, desayunar con otros padres/madres en la misma situación, a arreglar la casa y recoger a los niños de nuevo, y solo se le permite una hora y media de trabajo remunerado al mediodía en una residencia de ancianos, que si bien no es el trabajo de sus sueños, le aporta sus gratificaciones. Y ahora me pregunto yo, ¿en qué momento ser mamá ha dejado de ser compatible con tener un trabajo a jornada completa, para ser el equivalente a renunciar a tu futuro profesional? Porque perfectamente podría haber reflejado la situación actual de muchas madres actuales, entre las que me incluyo, que se levantan a las seis de la mañana, dejan a los niños en el colegio a las siete y vuelven con la lengua fuera a recoger a los chicos. Mi opinión, claro está. Sin renunciar a nada.

Menos mal que al final del libro parece que arregla un poco la situación y nos muestra a una Estefanía fuerte, independiente y decidida. Si bien es cierto que obligada por las circunstancias, pero algo es algo.

En cualquier caso, la historia termina con un jugoso “continuará”, por lo que, por mi parte, daré una oportunidad a esa continuación de la vida de esta mamá.

Anuncios

24 comentarios en “Reseña: “Soy una mamá”

      1. Mira tu correo, que ya te di paso, para que puedas , escribir la entrada en mi blog. Cuando este escrita y terminada, me lo dices y la publico. Ya sabes, que una vez que se publica, te llegaran los mensajes a ti, igual que si es tu blog.

        Le gusta a 1 persona

  1. Es que hoy por hoy, la conciliación es una utopía en España. Como padre te lo digo. Porque llevar a los niños al cole de siete a ¿cuatro?, que es lo que muchos tienen que hacer, es dejarlos nueve horas. Y eso es más que una jornada laboral. Si mi mujer cobrara el doble que yo, tampoco lo dudaría y sería una Estefanía… Besitos

    Le gusta a 1 persona

  2. Siguiendo el comentario anterior… La conciliación, divino tesoro… ni siquiera es como la juventud, que se va para no volver, como dijo el poeta. Es que ni siquiera ha venido (y eso que yo no tengo ese problema, pero lo veo, que no estoy ciego)

    Le gusta a 1 persona

  3. Estupenda reseña Ana. Ser madre, o padre, que si, que también pasa leñe. Obliga a muchas renuncias a nivel profesional. Por la sencilla razón de que no se puede compatibilizar salvo que seas funcionario o vivas en Suecia. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  4. No sé si leeré ese tipo de “novelas” del realismo parcial, con mensaje vindicativo para las mujeres salvo que llegue a mis manos por alguna vía digital y me interese avanzar después del cuarto o quinto párrafo.
    Lo que me gustó mucho es tu reseña, que se permite tener un diálogo con la autora, debatir sobre tu expectativa como chica moderna con hijos y marido y trabajo y blog y vida privada.
    Gracias por seguirme, felices fiestas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s