El relato del viernes: “Nunca podrán separarme de ti”

 

nunca-podran-separarme-de-ti
Imagen: Pixabay.com

 

NUNCA PODRÁN SEPARARME DE TI

Eres tan bueno conmigo, siempre tan complaciente. Sacias mis instintos, esta calentura que me llena por dentro, amenazando con salir al exterior en forma de gloriosas llamas rojas. Siempre consigues aplacar mi fuego.

Incluso en los malos momentos siempre has estado ahí, apoyándome, dándome fuerzas para seguir adelante. No podría vivir sin ti, has calado tan hondo en mi interior que ya eres mi fiel compañero. Eres el sinónimo perfecto de la palabra amistad.

Ahora quieren que nos separemos, mi querido amigo. Dicen que no eres bueno para mí, que no me convienes. ¿Qué sabrán ellos? ¿Acaso saben de la historia tan perfecta que tenemos? Lo dudo. No tienen ni la más mínima idea de lo que nos compenetramos, de lo que sentimos cuando estamos juntos, del maravilloso placer que siento mientras te recorro con mi lengua y tú te deslizas dentro de mí.

Es imposible que una relación tan perfecta como la que tenemos, que casi se podría denominar amor, aunque quizás la palabra nos quede algo grande, pueda ser perjudicial para mí. No te consideran un buen compañero, cuando lo que no saben es que eres mi aliado, en los buenos y en los malos momentos. El único que jamás me ha defraudado. ¿Cómo podría yo separarme de ti?

Sin duda, la vida ya nunca sería igual sin tu compañía. No soy capaz de imaginar la vida sin ti. ¿Acaso es tan difícil de comprender? Ellos no lo entienden, y no conseguirán entenderlo nunca, porque jamás han vivido una relación tan estrecha como la que tenemos tú y yo.

¿Qué daño podrías hacerme tú, por favor? Estoy completamente segura de que no podrías hacerme daño alguno ni aunque te lo propusieras, porque eres tan bueno, tan dulce, tan… No tengo palabras para describirte.

Sé que en algunas ocasiones puedes llegar a resultar un poco frío, pero ¿acaso no lo somos todos alguna vez? Solo se fijan en los aspectos negativos. No se dan cuenta de que tu falta tendría unas consecuencias nefastas para mí. No me conocen. No como lo haces tú. Mi confidente, conocedor de hasta mis más oscuros secretos. ¿En quién podría confiar yo si tú me faltases? Es que no quiero ni imaginarlo.

Por eso no les voy a hacer ni caso. No pueden coartar mi libertad de esa manera. Seguiré a tu lado igual que tú has estado siempre al mío, desde pequeñita, cuando forjamos esta dulce amistad que poco a poco se fue convirtiendo en algo más. Porque no puedo olvidar los eternos paseos juntos, ni las noches de verano junto a la playa, ni cuando nos acurrucamos en el sofá, con una manta calentita a ver una película, ni cómo contienes mis lágrimas, ni cómo sofocas mi calor.

No, no pienso alejarme de ti. Te has ganado a pulso mi fidelidad eterna. Aunque no me entiendan, aunque me lo reprochen siempre, jamás podrán hacer que tú y yo nos distanciemos.

Porque te quiero a mi lado, mi delicioso helado de chocolate y nata.

Ana Centellas. Enero 2017. Derechos registrados.

el-adios-copyrighted

 

Anuncios

39 comentarios en “El relato del viernes: “Nunca podrán separarme de ti”

  1. ¡Oh! Que bonito, cuanto amor se desprende de esta carta, si alguien me quisiera así, me derretiría por sus huesos, me ablandaría como una galleta envuelta en chocolate caliente, me caerían lagrimas de crema cada vez que me mirara a los ojos. 🙂
    Muy bonita descripción de lo que siente una persona por aquello que le gusta y le recompensa, hay gente que no sabe que el tratar de coartar una relación así solo puede producir ansiedad y depresión por ambas partes. Besos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Sin duda el relato da para muchas lecturas, al igual que, posiblemente, ocurrírá con mi aporte.
    Tal y como está expuesto se corresponde más con un elogio que con un relato, y si en lugar de en prosa se hubiese presentado en verso, con una oda; pero no, no se trata de asuntos literarios lo que me ha llamado la atención, sino de salubridad. Entiendo que cada persona es libre de hacer con su vida lo que considere oportuno; pero lo suyo es que, si acudes a un especialista por cualquier asunto de salud: lo justo y razonable es hacerle caso y, en caso de ser necesario cualquier prescipción farmacológica, cumplir las indicaciones y no hacer lo que nos venga en ganas. Y con respecto a algunos de los beneficios que otorga al que supuestamente le libera de la ansiedad y resulta perjudicial para su salud, tal y como se evidencia en el relato sin necesidad de estar escrito. En su lugar intentaría buscar la fuente que propicia esa ansiedad, ya que de no ser tratada, más bien antes que tarde, podría conducirla directamente a una depresión, ¡cómo mínimo! En fin, que cada uno haga con su vida lo que le plazca; pero esos sí, que no se lamente en público.

    Le gusta a 1 persona

  3. En ningún momento he manifestado lo contrario ni lo he clasificado como un lamento, solo he dado mi opinión sobre lo relatado de manera generalizada, no entiendo que me atribuyas algo que no ha sido escrito ni pensado; y de haberse dado el caso, no habría hecho uso de la tercera persona, sino de la segunda. Imagino que tu actitud pueda deberse a que lo has leído con rapidez y no te hayas percatado que no me dirijo a nadie en concreto.

    Me gusta

  4. Jajaja 😂 No veas con el heladito… Yo es que no tomo lácteos porque ahora mismo estoy por comerme uno o lamerlo o dejar que se deslice dentro de mí!!! Niñaaaa, no te han enseñado que con la comida no se juega?!?! 😅
    Muy bueno y sugerente!! Un besazo, Ana! 😘

    Le gusta a 3 personas

  5. Que buena amiga eres Ana. Ya no sé la de cosas ricas que he podido imaginar a lo largo de la lectura. Hasta desembocar por sorpresa en ese vicioso pecado del helado de después de la siesta veraniega. Un besazo. Hoy ha nevado un poquillo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Genial.
    Porque me encanta como está escrito.
    Porque me encanta esa ambigüedad buscada para que parezca lo que no es, y que tiene un punto de parodia hacia las emociones y los sentimientos grandilocuentes, ya que podemos sentir cosas intensísimas por cosas senzillisimas.
    Y para rematar me encantan los sandwiches de helado y me siento muy identificado contigo.

    “Alguien que muere en la montaña se queda helado y sin vida.
    A alguien que se queda sin helado la vida se le muere – un poco – y se le hace una montaña.”

    Jurgen Haagen-Dazs, alpinista y creador de la conocida marca de helados.

    Le gusta a 1 persona

      1. Siento desilusionarte… Me la he inventado, a la frase y al tipo. Me gusta crear citas célebres plausibles como juego de ingenio y pasatiempo.

        Te pido mil disculpas, Ana. No es mi intención ofenderte. Es un placer secreto (bueno, no tanto) pero lo intento hacer con la connivencia de quién las lee, para que se rían un rato también.

        Le gusta a 1 persona

  7. jajaja. ¡Un relato espectacular, como siempre! Si te dijera en las cosas en las que he pensado antes de llegar al helado de chocolate y vainilla… 1Que está buenísimo, por cierto! ¡Enhorabuena de nuevo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s