sin-salida
Imagen: Pixabay.com

 

 

SIN SALIDA

Hoy me siento acorralado, como si me encontrase dentro de un callejón sin salida. Sí, ya sé que a ninguno de ustedes les interesa, pero es que necesitaba desahogarme y no encontraba a nadie más por aquí. Así que les ha tocado. Así es la vida, hay veces que pasas por el lugar inapropiado en el momento más inoportuno y te toca aguantar la chapa del chalado de turno. Eso me pasó a mí, estaba en el lugar equivocado y ahora me veo en este estado. Pero no se preocupen, dicen que el karma se lo devolverá por triplicado, así que no hay mal que por bien no venga.

Como les decía, hoy me siento acorralado, como si me encontrase dentro de un callejón sin salida. Bueno, si les soy sincero, hace mucho tiempo que me que siento así. Y ya no sé qué hacer, la verdad.

Sí, ya sé lo que me van a decir, lo he escuchado cientos de veces, que no son ustedes los primeros que escuchan mis penas, no se vayan a creer. Ya sé que me dirán que es imposible que no tenga salida, que piense bien las opciones que tengo, que busque el lado positivo… He llegado a escuchar, fíjense bien, que si tengo un problema y no tiene solución, para qué me preocupo, si no tiene solución. Creo que lo dijo alguien famoso.

Pero es que yo no puedo evitar preocuparme, si me encuentro acorralado, en un callejón sin ninguna salida posible. Claro que podría escaparme pero, ¿qué iba a ser de mí entonces? Quedaría por completo desamparado. No, definitivamente no puedo hacer eso. Y entonces sigo estando acorralado.

Hay veces que creo ver una rendija por la puerta que me cierra la salida, pero siempre alguien se encarga de cerrarla con rapidez. Y entonces vuelvo al mismo bucle. ¿Nadie me puede ayudar? Jo, yo que me había ilusionado pensando que había encontrado mentes frescas que, al escuchar mis problemas, diesen con alguna solución. Pero ya veo que no, así que seguiré aquí atrapado, en este callejón sin salida, girando y girando en la misma rueda día tras día, día tras día.

Por lo menos nadie podrá decir que yo no lo he intentado. Pero es que es muy dura la vida del ratoncito, siempre metido en esta jaula, atrapado en este callejón sin salida, girando y girando en la misma rueda día tras día.

Ana Centellas. Marzo 2017. Derechos registrados.

copyrighted

Anuncios

30 comentarios en “El relato del viernes: “Sin salida”

      1. Mola la palabra “Salvame” la cambiamos una letra y TACHANNNNN! Slaveme o sea esclavizame. Lo que demuestra que contiene un mensaje oculto del imperio lagarto. Uy calla que ese es otro cuento y éste no es mi sitio. Un beso.

        Le gusta a 1 persona

  1. Buenísimo Ana. Eres genial amiga. En un principio la historia parece una cosa y al llegar al final me encuentro con la sorpresa del ratón. Muy hábil. Mis felucitaciones guapísima. Besazos todos.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Muy bueno!! 😀 Nunca sospeché que pudiera ser un ratón ; pero creo que igual es feliz, al revés de nosotros que siempre estamos desmenuzando cada situación sin salir de ella, muchas veces.
    Un abrazo y un buen finde!!!😄😄😄😄

    Le gusta a 1 persona

  3. Que se niegue a comer, que haga una huelga de hambre y es de suponer que lo llevarán al veterinario. Entonces, que aproveche para huir con un “pies para que os quiero!”; para eso lleva entrenando en su rueda un montón de horas 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s