LA MONTAÑA DEL OLVIDO.jpg
Imagen tomada de la red

 

 

LA MONTAÑA DEL OLVIDO

Paco y Miriam salían aquel viernes por la noche para pasar un fin de semana fuera de casa, lejos de obligaciones y de la rutina de la gran ciudad. Hacía un par de días que Paco había recibido una oferta increíble que no podía dejar escapar y, como los chicos ya eran mayores y cada uno tenía su vida, decidió comentarle a Miriam para escaparse aquel fin de semana, que hacía mucho que no lo hacían y así aprovechar la impresionante oferta.

Se trataba de un hotel de reciente creación que se había construido en la que llamaban Montaña del Olvido, apenas a cincuenta kilómetros de donde vivían. Era precioso, con unas instalaciones de lujo y un gran spa que lo hacían irresistible a los ojos de Paco. Miriam tenía sus reticencias, pues de todos eran bien conocidas las desapariciones que habían ocurrido en la Montaña del Olvido, como si hiciese honor a su nombre.

En las últimas tres décadas iban ya cerca de cincuenta las desapariciones en la zona, lo que la habían convertido en una zona muy poco concurrida, con las carreteras en un precario estado de conservación, puesto que debido al poco tránsito de la zona, no convenía la inversión en la misma . Era como una especie de Triángulo de las Bermudas en plena meseta ibérica.

A Miriam no le quedó más remedio que reconocer que las instalaciones del hotel eran fabulosas y, dado que alguien se había arriesgado a construir en un lugar tan poco afortunado, debía ser por alguna subvención destinada a reactivar el turismo de la zona, esperando que el historial de desapariciones quedase pronto en el olvido, y que todo fuese debido a una serie de malas coincidencias. Así que finalmente cayó embaucada por la perspectiva del fin de semana de relax que le prometía Paco.

Caía ya la noche cuando llegaron a las inmediaciones de la Montaña del Olvido. Paco iba concentrado en la conducción por aquella estrecha carretera de hacía décadas, mientras que Miriam se quedaba anonadada por la visión que tenía delante de sí. Un enorme ojo les vigilaba desde la ladera de la montaña, algo por completo irracional y, sin embargo, totalmente real. Se quedó completamente sin habla y comenzó a golpear en el brazo a Paco que, molesto, intentaba mantener la concentración en la carretera, que en aquellos momentos se introducía en un túnel con una iluminación bastante precaria.

Cuando Miriam consiguió articular palabra para poner sobre aviso a Paco, el angosto túnel comenzó a cerrarse detrás de ellos, quedando el coche engullido en aquella siniestra montaña.

Unos días después, los informativos de la zona alertaban de una nueva desaparición en la Montaña del Olvido. Los hijos del matrimonio mostraron la publicidad que habían encontrado en la casa de sus padres acerca del nuevo hotel construido en la zona, al que iban a ir a pasar el fin de semana. Nadie había oído hablar jamás de él ni figuraba inscrito en ningún Registro. Era como un hotel fantasma ubicado en una montaña fantasma que se había cobrado dos víctimas más.

Ana Centellas. Marzo 2017. Derechos registrados.

copyrighted

Este relato ha sido trabajado para el habitual reto literario que cada semana nos propone el grupo de Facebook “El maravilloso mundo de los libros”, que desde aquí os animo a visitar.

Anuncios

18 comentarios en “Reto literario: “La montaña del olvido”

  1. Que agustito me iba a un sitio así, olvidarte de todo y empezar de cero. ¿Estaría bien o no? No se, habría que probar, ¿pero si no me gusta y he olvidado lo anterior? Sería como si no hubiera vivido. Que dilema, mejor dejemos las cosas como están, Que más vale lo malo conocido que lo bueno por olvidar. 😉 Buen día.

    Le gusta a 1 persona

  2. Brrr! Y no de frío 😉
    Con ese ojazo que ya te he mencionado en Twitter, y ese título, me ha venido de inmediato “En las montañas de la locura”, de Lovecraft. Y hoy es el aniversario de su muerte, hace 70 años, por cierto…
    O “Las colinas tienen ojos”, en su aspecto más literal. En suma, que me ha gustado y “espeluznado” 😀

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s