LLEGÓ LA HORA.jpeg
Imagen: Morguefile

 

 

LLEGÓ LA HORA

 Hace tanto tiempo que estoy esperando este momento que ahora mismo tengo los nervios a flor de piel. Por fin, llegó la hora. Esa que llevo esperando desde hace más o menos un año. Creo que he soñado todas y cada una de las noches con que llegase este momento y, por fin, ha llegado.

Salgo al exterior de mi pequeña casita de alquiler y, por primera vez en mucho tiempo, no oigo coches circulando a gran velocidad a mi alrededor, no exhalo el humo que todo lo recubre, nadie me acosa intentando venderme algo, no hay voces en torno a mí. Al contrario, el ambiente es calmo y relajado. Una pequeña bruma me impide ver el horizonte, pero no me importa. Ya sé lo que hay detrás. Oigo los pájaros cantar alegres en los árboles, incluso un gallo despertando a la comunidad.

Se me eriza la piel ante tal maravilla de despertar. Hacía mucho, muchísimo, demasiado tiempo que no disfrutaba de algo así. Disfruto de esa sensación que tenía casi olvidada durante unos minutos, pero algo en mi interior me pide disfrutarla contigo. Así que me adentro en la casita y, con ternura, te despierto. Tú abres tus hermosos ojos hinchados por el sueño y sonríes de esa manera tan pícara que conozco bien. Así que me dejo llevar, el exterior podrá esperar unos momentos más, no se va a mover de ahí.

Nos fundimos entre besos y caricias. Mi ligero pijama ha desaparecido como por arte de magia, ni siquiera me he enterado de cómo ha pasado, pero  lo cierto es que me encuentro por completo desnuda bajo tu cuerpo, igual de desnudo que el mío. Nos amamos con calma, en silencio, casi con temor de interrumpir el mágico momento que se ha instalado entre nosotros. Ahogas mis gemidos con tu boca y así, en silencio, entre besos y susurros, llegamos al culmen con serenidad.

Ahora sí, tras una ducha rápida, tiro de ti suavemente hacia el exterior. Quiero compartir contigo el momento que he vivido yo hace unos instantes. La bruma ha desaparecido y un sol brillante luce sobre el cielo azul intenso, como si le hubiésemos despertado con nuestras manifestaciones de amor, a pesar de toda nuestra prudencia. Aún no hemos intercambiado ninguna palabra, no hace falta. Y en el exterior, el único sonido que se escucha sigue siendo el trino de los pájaros.

Compartimos un cigarrillo mientras nos recreamos en la sensación de bienestar que nos recubre por completo. Abrazados, aspiramos el aroma del ambiente, entremezclado con el aroma de nuestro cigarro. Solo el trino de los pájaros y nuestros besos irrumpen el silencio.

Ahora sí, ya que hemos disfrutado de nuestro momento, podemos hablar y te apremio a tomar un buen desayuno para recuperar las fuerzas perdidas a primera hora de la mañana. Pienso disfrutar de este día al máximo, bien sé que esta sensación, la de la primera vez, no se vuelve a repetir.

Caminamos descalzos por el camino que sale de un lateral de nuestra pequeña casita. Cogidos de la mano, como los eternos amantes, avanzamos sobre las tablas de madera que nos acercan al destino tan ansiado. Otro silencio se ha vuelto a instalar entre nosotros. Es temprano. Aún no se oye actividad. Es, simplemente, maravilloso.

Cuando llegamos al final de la pasarela de madera, te miro con una gran sonrisa. Llegó la hora. Tú me la devuelves y me incitas a avanzar, con una ligera palmada en mis nalgas. Poso mi pie descalzo sobre la arena, por fin. Haces lo mismo y te colocas a mi altura. Soy incapaz de evitar un nuevo beso cuando, por fin, contemplo frente a nosotros el mar.

Ana Centellas. Julio 2017. Derechos registrados.

COPYRIGHTED

 

Anuncios

17 comentarios en “El relato del viernes: “Llegó la hora”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s