REVISTA INTROPIA Nº 7.jpeg

Es un placer para mí compartir con vosotros el número 7 de la revista Intropia, dirigida por Isabel di Vinci, en la que tengo el enorme placer de poder colaborar, junto con grandes artistas.

Os dejo el enlace a la revista. No dejéis de ojear sus páginas, pues los contenidos son cada vez más variados y de mejor calidad. Todo gracias a nuestra querida Isabel.

Revista Intropia Nº 7

Si no tenéis tiempo, aunque siempre es bueno sacar un ratito para esparcirse con la cultura, os dejo con mi colaboración:

¿MEDIO LLENO O MEDIO VACÍO?

Hay ocasiones en las que veo el vaso medio lleno. Y entonces nace mi positivismo interior. Y todo lo que me rodea parece positivo. Reina el amor, la paz, la armonía. Llevo siempre una sonrisa pintada en los labios, para ofrecérsela a quien pase por mi lado. Y noto mi magnetismo. Noto cómo las personas se giran a mi paso, enérgico, contundente, con mis tacones de envidiable altura. La felicidad rezuma por cada uno de los poros de mi piel, y se nota. Me siento con ganas de comerme el mundo. Siento en mis manos el poder de hacer cosas grandes con ellas, de cambiarlo todo. Y descanso con placidez en la noche, sabiendo que este día, que a lo mejor puede ser el último, ha sido un buen día, bien invertido.

Hay otras ocasiones en las que veo el vaso medio vacío. Es entonces cuando nace mi negatividad interior. Y todo lo que me rodea parece negativo. Reina la apatía, la ansiedad, el temor. Mi entrecejo queda fruncido y agacho la cabeza para no tener que cruzar la mirada con nadie. Parece que todo va a salir mal y, en efecto, todo sale mal. Es uno de esos días en los que piensas que ojalá no te hubieras levantado de la cama. Y es ahí donde quisieras estar, dentro de la cama tapada hasta la cabeza, escondida del mundo. Los problemas parecen multiplicarse y las soluciones minimizarse. Para al final, por la noche, no disfrutar de un merecido descanso porque la mente no deja de darle vueltas a los problemas, y es cuando llega el tan temido insomnio.

Y yo me pregunto, ¿no es posible una visión del vaso simplemente a medias? No está ni medio lleno, ni medio vacío, solo está a medias. Una visión más realista de todo, con sus problemas y sus alegrías, todo en su dosis justa. No nos sentimos plenamente llenos, pero tampoco por completo vacíos. Puede ser que la manera más realista de ver la vida sea esa.

Ana Centellas. Febrero 2017. Derechos registrados.

COPYRIGHTED

Además, podéis encontrar el relato en mi canal YouTube:

Espero que os pique la curiosidad, como bien hablábamos en el post de ayer, y os animéis a leer la revista completa. De verdad, es estupenda.

Anuncios

17 comentarios en “Revista Intropia Nº 7

  1. Hay madrugadas en las que despierto, luego de haber batallado con el insomnio dando tumbos en la cama y miro en la mesa de noche aquel vaso medio vacío y de antemano sé que las cosas andan mal, que los días grises me han sumido en la ansiedad, entonces me levanto como con un peso a mis espaldas y voy caminando todo el día con ese pesimismo que disipa toda luz. Pero en medio del sendero oscuro, aparecen repentinas unas luciérnagas con un pequeño rayo de luz, entonces levanto la mirada y son ellas que me guían al remanso y la quietud. A la placidez. Al volver a casa, miro nuevamente en la mesa de noche y aquellas luciérnagas me han dejado en el vaso unas pocas gotas de luz y es cuando lo veo medio lleno y emprendo nuevamente la batalla con el diario trajinar.

    Tu artículo es muy interesante para analizar. Me identifico mucho con aquella comparación. Saludos cordiales y un abrazo mi querida amiga.

    Le gusta a 1 persona

      1. Nada se salta. He escrito poco y creo que se relaciona con mis estados de ánimo. El invierno se está sintiendo largo y más crudo que otros; me comprime. Además, un desagradable virus se paseó entre la familia y nos tuvo a mal traer. Todavía quedan muchos días fríos y con bruscos cambios de temperatura cuando comencemos a tener algo más de sol.
        Pero en fin, es la vida con sus avatares. Tengo cuatro hijos que ya no viven con nosotros, pero nunca dejarán de serlo ni preocuparnos.
        ¡Un gran abrazo, Ana y muchos besos!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s