EN DESHONRA
Fotografía: Carl Stormer (1890)

 

EN DESHONRA

Sabíamos de antemano que en cuanto se conociese la noticia estaríamos en boca de todos, pero nunca llegué a imaginar la magnitud de lo que nos esperaba. No es la primera vez que atravesamos un trance como este, pero las consecuencias no fueron las mismas ni por asomo. Y mira que el asunto era de gravedad.

Primero fue mi hermano, que se dio a la bebida y abandonó a su esposa y a su hija sin dejar ningún rastro tras él. Nuestra familia fue la comidilla de toda la nobleza de la ciudad, justo hasta el momento en que mi cuñada, que se había instalado en mi casa con la pequeña, enfermó de gravedad y falleció a los pocos meses. Sé que no es algo de lo que alegrarse, pero la cuestión es que aquella desgracia acalló los rumores, que en el fondo era lo que a mí más me importaba. En nuestra familia, con el nivel social que tenemos, las apariencias siempre han sido muy importantes. Por fin, parecía que aquella tacha había desaparecido.

Con la desaparición de mi hermano y el fallecimiento de mi cuñada, fui yo la que se hizo cargo de la niña. Al fin y al cabo, nunca llegué a casarme y de esa manera podía tener una hija a la que educar. Y así lo hice. La sometí a una estricta educación, apropiada a nuestro nivel social. Se convirtió en una bella señorita con una impecable educación y me sentía muy orgullosa de ella. Solíamos salir a pasear todos los domingos por la mañana, después de asistir a la preceptiva misa, y yo notaba la mirada admirativa de sus varios pretendientes. Yo la agarraba más fuerte del brazo, la indicación para que bajase la vista y no correspondiese a sus miradas, algo totalmente impropio de una señorita como ella.

No sé en qué punto pudo fallar mi estricta manera de educarla, pero la niña quedó encinta de un hombre del que nunca conocimos el nombre. Entre las dos ocultamos la deshonra hasta que ya fue más que evidente, pero no hemos podido evitar aquello que es inevitable. Ayer, a la salida de misa, una de mis amigas se dio cuenta y la noticia se ha extendido como la pólvora. El buen nombre de la familia se encuentra otra vez en boca de todos.

Pero el colmo ha sido esta mañana cuando, al salir de casa, hemos encontrado a un fotógrafo apuntalado en la puerta. Jamás pensé que el escándalo llegase tan lejos. Apresuré a la niña y le planté frente con mi cara más severa mientras, en un tono que dejaba muy claro mi enfado, le solicitaba que se alejase. Pero estos vestidos de época son tan pesados que creo que no hemos escapado a la fotografía. Seguro que mañana salimos en todos los periódicos locales. Me pregunto si llegará algún día en que las mujeres podamos llevar pantalones…

Ana Centellas. Enero 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

En deshonra by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://anacentellasg.wordpress.com.

Este relato ha sido trabajado para el reto literario de El bic naranja de la pasada semana. Espero que os guste.

9 comentarios en “Reto literario: “En deshonra”

  1. Me ha encantado compañera de teclas 😀 Podrías animarte y ver que te inspira mi garabata de la botella 🙂 😉 . Esa que lancé al ciber espacio la semana pasada en el post “Un mar sin dudas” … contiene un reto garabatoliterario y con lo que a ti te molan los retos 😉 y lo bien que escribes… 😀 A ver si te apetece algún día, sin prisas, recogerla de la ciber orilla 😉 ….. Un abrazo y gracias por compartir.

    Le gusta a 1 persona

      1. Mil gracias a ti por escribir tan bonito y compartirlo 😀
        Te tomo la palabra compañera de teclas 😀 a ver si te visita alguna Musa mientras recoges la botella en tu orilla.
        Cualquier lector/a que le apetezca escribir para la garabata embotellada 😀 , por supuesto está invitadísimo/a. Sería bonito entre todos hacerla viajar por el ciber espacio 🙂
        Otro abrazo linda Ana.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s