COSAS DEL VERANO
Imagen: Pixabay.com (editada)

 

COSAS DEL VERANO

Con lo a gusto que me encontraba yo en primavera. Celia venía todas las mañanas al jardín, a disfrutar del frescor que proporcionaba la sombra y, acompañada por un buen libro, me hacía compañía durante horas. Algunas tardes también las pasaba conmigo, siempre con su cojín para la estancia en el jardín fuese más cómoda. Yo me sentía feliz, me sentía acompañada durante gran parte del día. Pero, sobre todo, me sentía útil. Era yo quien se ocupaba de proporcionarle la comodidad que necesitaba en sus momentos de relax y lectura.

Pero ahora ha llegado el verano y las cosas han cambiado mucho. El calor azota con fuerza y, aunque en el patio siga reinando la sombra por las mañanas, no es suficiente para aplacar el fuego que desprende el suelo desde el día anterior. Celia ahora prefiere ir a la piscina a refrescarse y me deja aquí, junto con su libro, que no puedo leer. Me siento sola. Y siento muchísimo calor. Ya podían llevarme a mí también a la piscina a ver si me refrescaba un poco.

Pero, claro, nadie quiere andar cargando con una mecedora de jardín.

Ana Centellas. Febrero 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Cosas del verano by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://anacentellasg.wordpress.com.

33. SILENCIO

6 comentarios en “Micro-sábados: “Cosas del verano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s