Reto literario: «El corazón del bosque»

EL CORAZÓN DEL BOSQUE

EL CORAZÓN DEL BOSQUE

Lo tenía frente a mí. El bosque al que siempre había querido ir se presentaba majestuoso ante mis ojos incrédulos. Había dos factores que, juntos, generaban en mí un sentimiento de auténtica excitación. Por un lado, no podía creer que me encontrara allí, por fin. Por otro, mis ojos no daban crédito a lo que estaban observando, aquello era mucho más asombroso que todo cuanto pudiera haber imaginado. Si tuviera que definir aquel lugar, la palabra que utilizaría sería, sin duda alguna, mágico. Era un espectáculo de magia lo que se estaba desarrollando ante mí.

Los árboles se abrían a ambos lados de un amplio sendero de tierra. Eran altos, espectaculares, parecían querer desafiar a la gravedad y erigían sus copas firmes en un intento por rozar el cielo con las ramas más altas. Me sentí pequeña, muy pequeña, diminuta, a su lado. Flanqueaban el sendero como si de una flamante escolta se tratase.

Con una timidez exacerbada, por completo abrumada por la majestuosidad que se extendía ante mí, inicié la ruta por el sendero. Los rayos de sol apenas sí alcanzaban a llegar hasta mí, podía sentir la umbría y la humedad colándose hasta el centro mismo de mis huesos. Mi piel se tornó de gallina y un estremecimiento me recorrió de arriba abajo. Nunca jamás había sentido tanta paz, tanta quietud. Solo el canto de los pajaritos, escondidos entre las inmensas ramas, irrumpía en el silencio absoluto de aquel mágico lugar. De vez en cuando, una ardilla saltaba de un árbol a otro, o algún conejo se desplazaba a la carrera por entre los matorrales, ansioso por entrar en su madriguera y huir de mi presencia.

Fui internándome más y más entre toda aquella frondosa vegetación que me rodeaba, hasta llegar al mismo corazón del bosque. Diminutos puntos de luz, muy brillantes, comenzaron a centellear por doquier, a veces en las ramas más bajas, otras en las de más altura, incluso todas a la vez en más de una ocasión. Los animales comenzaron a arremolinarse a mi alrededor con caras curiosas. Algunos se acercaron a lamerme las manos. Otros, en cambio, guardaban una distancia prudencial, pero con una actitud respetuosa. El bosque me estaba dando la bienvenida.

Ana Centellas. Marzo 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

El corazón del bosque by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://anacentellasg.wordpress.com.

*Imagen tomada de la red

Esta es mi colaboración para el reto semanal que propone la fantástica página de Facebook “El maravilloso mundo de los libros”. Después de un tiempo en barbecho, retomamos el reto con esta intrigante imagen.

88. CALM

Anuncio publicitario

Publicado por Ana Centellas

Porque nunca es tarde para perseguir tus sueños y jamás hay que renunciar a ellos. Financiera de profesión, escritora de vocación. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

2 comentarios sobre “Reto literario: «El corazón del bosque»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: