LA FIRMA

“La firma (I)”

LA FIRMA (II)

En vista de que ya había seleccionado a mis tres candidatos, digamos, preferidos, dejé de encargarme del asunto, que puse en manos del departamento laboral con toda confianza. Cualquiera de ellos sería bienvenido y, además, con urgencia. La única directriz que indiqué fue que, ante la coincidencia de otros criterios, primase el de disponibilidad inmediata.

Aquella misma tarde ya tenía entre mis manos un contrato que debía firmar. Por fin, al día siguiente, dejaría de responsabilizarme de las pesadas tareas que el departamento financiero suponían para mí, que nunca se habían encontrado entre mis preferidas y, desde la humildad, he de reconocer que ni tan siquiera tenía la cualificación que yo mismo exigía de los candidatos. Fue entonces cuando me percaté. Justo al lado del lugar donde debía colocar mi rúbrica, otra ya había sido dispuesta previamente. Por la disposición de la misma, supe de inmediato que mi nuevo director financiero sería una mujer. Y por los rasgos que, a simple vista, podía observar de aquella firma, ya podía poner en duda mi nivel de concentración en los últimos días, puesto que una persona con tal firma habría llamado mi atención de inmediato.

Sin abandonar mi pose de jefe atareado que cumple con un mero trámite más, firmé el documento, pero solicité que se me entregase una copia del mismo. Fue algo fuera de lo habitual que, por la cara de circunstancias que puso mi compañero, sé que no le pasó desapercibido el gesto. Sin embargo, como también es costumbre en mí realizar de vez en cuando pequeños cambios, o incluso pruebas encubiertas a los trabajadores, cumplió con lo que le pedí sin mediar palabra.

Cerré la puerta de mi despacho, lo que significaba que no deseaba ser molestado. Cerré todas las cortinas, como si el asunto que me traía entre manos fuese de una confidencialidad absoluta, y analicé a fondo aquel documento. Como ya había supuesto, efectivamente, se trataba de una mujer, solo un par de años menor que yo. Solo con su número de cotización a la Seguridad Social ya pude intuir que llevaba una larga trayectoria laboral a las espaldas, aunque aquello no era ninguna novedad, puesto que los currículos que había dejado seleccionados eran espectaculares.

Necesitaba concentración para hacer lo que quería y, como en la oficina no terminaba de encontrarme lo suficientemente cómodo, me retiré pronto a mi domicilio, cosa que también supuso motivo de especulación para los trabajadores. No es que lo adivine, sino que me llegaban sus cuchicheos hasta la puerta del ascensor. Con rapidez, hice anotación mental de solicitar a los trabajadores un compromiso mayor de discreción. Como me descuidase, aquello se iba a convertir en una verdulería y jamás me han gustado los chismes de pasillo.

Cuando llegué a mi casa me recibió el mismo apartamento cerrado y solitario de siempre, en el que solía ahogar la soledad con largos tragos de cerveza una vez que había sustituido mi perfecto traje de ejecutivo agresivo por los cómodos pantalones de yoga. Pero aquella tarde había una prioridad para mí, y no era otra que realizar una interpretación a fondo de aquella firma que confirmara la sorpresiva reacción que había tenido hacía solo unas horas al verla en mi despacho sobre aquel documento que tanto había esperado.

CONTINUARÁ…

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

La firma by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://anacentellasg.wordpress.com.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

2 comentarios en “Por capítulos: “La firma (II)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s