LA FIRMA

 

La firma (I)      La firma (II)     La firma (III)

 

LA FIRMA (IV)

Ángela, Ángela, Ángela… Aquel nombre se mantuvo dando vueltas en mi enturbiada consciencia durante toda la noche en la que, sin resultado, intenté dormir un poco. Una noche completa de insomnio en la que solo escuchaba ese nombre y aquella firma que tanto me había cautivado daba vueltas entre tanto por mi imaginación como si fueran fotogramas. Dejé sonar el despertador en una búsqueda desesperada de que aquel sonido tan rutinario consiguiese devolverme a mi realidad. No conseguí aguantar ni durante dos segundos aquel tormento que impedía que en mi cabeza resonase con nitidez el nombre.

Busqué en la ducha el mismo consuelo que el despertador no había sido capaz de proporcionarme. Tampoco el resultado fue el esperado. Las gotas de agua que caían sobre mí parecían repetir el nombre en tímidos tamborileos y creí reconocer las fuertes curvas de aquella impactante firma incluso en el cable que se enroscaba alrededor del grifo cuando depositaba sobre él la alcachofa. Dentro de mi metódico mundo, creo que jamás llegué a encontrarme tan obsesionado con algo ni con alguien como lo estaba en estos momentos.

Aturdido por completo, me serví un café con leche y unas tostadas, el desayuno de cada mañana. El aroma del café por fin parecía disipar un poco las brumas que cubrían mis neuronas, que hasta entonces habían estado enfocadas en aquel único nombre y aquella firma cautivadora. Contra todo pronóstico, avisé en la oficina de que trabajaría desde mi casa aquel día, pues no me encontraba muy bien. Solo hubo que cancelar las reuniones que tenía comprometidas para aquel día y organizar de nuevo la agenda. Creo que nunca había sentido tal placer ante la perspectiva de una mañana de trabajo en casa. Trabajo que, evidentemente, iba a estar encaminado a esclarecer el tema de mi obsesión.

Desconecté mi teléfono móvil, en una clara advertencia de que no quería recibir ninguna molestia y, tras fumar el cigarrillo más gratificante de la historia, sorteé los mil obstáculos que se interponían en mi camino hacia mi mesa de trabajo. Con la mente ya más despejada y la garantía de que no iba a ser interrumpido, me concentré en el documento que guardaba con tanto celo desde el día anterior, el culpable de mi insomnio y de mi agitación.

Aun así, me llevó más o menos una hora realizar un minucioso análisis visual de la firma. No era una firma complicada ni enrevesada, pero permitía obtener tal cantidad de información de la persona que la había plasmado, que era impresionante. Esos trazos firmes, sin ninguna evidencia de inseguridad, aquellos giros tan bien definidos, cuyo trazo no se iba diluyendo con el avance, sino al contrario. Hice una pausa para fumar un cigarrillo y prepararme un café solo mientras arrancaba el equipo. Estaba preparado para redactar un completo informe sobre la personalidad de Ángela.

Para cuando llegó la hora de la comida, yo ya estaba más que satisfecho con el resultado obtenido. Si las personas fuesen plenamente conscientes de la cantidad de información que puede aportar una firma o un simple escrito a mano, con total probabilidad realizarían cambios constantes en su grafología. Por suerte para mí, eso no era habitual. Descansé aquella tarde muchísimo más de lo que lo había hecho la noche anterior y, tras una cena ligera, me fui a la cama sabiendo que dormiría toda la noche de un tirón. Estaba más que preparado para conocer a Ángela en persona al día siguiente.

CONTINUARÁ…

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

La firma by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License. Creado a partir de la obra en https://anacentellasg.wordpress.com.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

2 comentarios en “Por capítulos: “La firma (IV)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s