A todas las feministas

Y tú… ¿lo comprendes?

feminista

Dicen que cuando llegas al feminismo abres una puerta hacia un camino que no tiene retorno. Te plantas unas gafas de color morado con las que ves la realidad más nítida y aumentada. Como aquellas gafas de cartón que te repartían en los cines 3D. Como aquellas imágenes que sólo veías en tres dimensiones si bizcabas un poco los ojos. Y aún así sólo unos pocos acertaban a enfocar.

Para ser feminista hace falta no sólo poder. También hace falta querer. O quizás es al revés. Porque es algo más difícil que plantarte unas gafas de cartón.

Para ser feminista tienes que sentarte y escuchar lo que las feministas vieron antes de que tú te pararas a pensar: toda una deconstrucción de la realidad. Una realidad que, tras sus palabras, se convierte en distopía.

Para ser feminista hay que abrir la mente y ser capaz de reflexionar y cuestionar sobre…

Ver la entrada original 414 palabras más

Publicado por Ana Centellas

Porque nunca es tarde para perseguir tus sueños y jamás hay que renunciar a ellos. Financiera de profesión, escritora de vocación. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: