Reseña: «Recovecos»

RESEÑAS LITERARIAS

Para hoy os traigo una lectura especial. Se trata de la nueva obra de nuestro compañero de letras Juan Antonio González, del blog Tarayuela (para los que no lo conozcáis, pasaos por él sin falta). Se trata de un poemario de título “Recovecos”, cuya lectura os recomiendo si aún no lo habéis hecho. Además, podéis pedírselo directamente a él y os lo envía con una bonita dedicatoria. Comenzamos, como siempre, con una pequeña ficha técnica:

FICHA TÉCNICA

Título: Recovecos

Autor: Juan Antonio González Ruiz-Henestrosa

Editorial: Azur Grupo Editorial

Año de publicación: 2018

Presentación: Tapa blanda

Número de páginas: 126

ISBN: 978-84-948813-4-3

SINOPSIS

Tal vez el mar descubra nuestros miedos, quizá revele lo que somos en esa realidad que nos ha tocado vivir, y que incluso a veces hemos elegido vivir. Tal vez la mar deje ver de cada uno de nosotros no solo lo que mostramos, sino también lo que ocultamos.

En Recovecos realizamos una travesía por un océano sin nombre, por un mar que busca la frontera en la vida de un hombre y su tripulación, en la vida de cada uno de nosotros y de los que viven a nuestro alrededor. En Recovecos el viaje marino es una manera de desnudarnos ante la sociedad en la que vivimos, pero esencialmente de descubrirnos ante nosotros mismos. Esa travesía por unos mares desconocidos se realiza con el sextante y las cartas marinas de los pecados individuales y colectivos. Pecados que nada tienen que ver con religiones, sino con la condición del ser humano, convertido en el eje de su propia existencia, en la raíz de su éxito y de su fracaso.

En esta travesía en barco, como un viaje por la vida, el diario de bitácora nos habla de la miseria del hombre como parte de su propia riqueza. Un diario donde la historia, un Capitán y la tripulación de su barco transcurre en los días inmersos de ese tiempo que controla lo incontrolable. Un diario de bitácora donde el calendario se va marcando con tachadura por las vivencias más íntimas de cada uno de nosotros.

Recovecos es un espejo donde podemos mirarnos sin miedo a poder quitarnos nuestros disfraces, y después continuar viajando en nuestro día a día, buscando en la hipocresía nuestro propio salvavidas.

SOBRE EL AUTOR

Juan Antonio González Ruiz-Henestrosa (Rota, 1970) es abogado, no es de sangre azul, pero por su interior corre esencia mayeta. Escribe desde hace años y sus primeros escritos son hoy cenizas que ardieron en una hoguera de una noche de San Juan, y desde ese momento se convirtió en hereje de sus propios textos.

De su primera publicación, Historias de una casapuerta (Editorial Libros.com – 2015) siempre dice que le faltó por escribir una historia más, pero que quizá algún día la descubra y quién sabe si la dejará escrita sobre una servilleta de un bar.

Escribe y publica artículos, reflexiones, poemas y alguna que otra fotografía en su blog, conocido como Tarayuela, en el que busca no perder las raíces de sus orígenes.

 57. RESEÑA RECOVECOS

He leído las letras de este poemario de la manera en la que me gusta leer poesía, de forma lenta, paladeando los versos, leyéndolos incluso en voz alta y releyendo las veces que hagan falta hasta comprender el verdadero significado que entrañan en su interior. Y he de decir que lo he disfrutado muchísimo.

En Recovecos, Juan nos lleva a bordo de un barco, la Pecadora, en el que realizaremos esa travesía tan particular por entre los recovecos de la naturaleza humana. Iremos recorriendo a bordo todos y cada uno de los siete pecados capitales que, en el fondo, nos identifican a todos nosotros. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

A través del diario de a bordo del capitán, un peculiar cuaderno de bitácora en el que este anota, cada noche, las impresiones que ha tenido acerca del comportamiento de su tripulación, Juan nos lleva a hacer ese recorrido tan especial por su poesía. Un conjunto de poemas cargados de delicadeza y sensibilidad, pero también de profundidad. Algunos te harán pensar, otros te sacarán una sonrisa. Ninguno te dejará indiferente. Me ha encantado la combinación de poesía con el diario del capitán de la Pecadora en su última travesía, que aporta dinamismo y, a su vez, relajación a la lectura. Narrado con buena prosa, nos deja vislumbrar no solo el carácter y el temple de su capitán, sino también algunos detalles de los demás miembros de la tripulación, a través de la trémula mano de este. Un último viaje que casi se podría definir como trascendental.

Como no hay mejor testimonio que dejar que la poesía hable por sí sola, os traigo hasta aquí uno de los poemas, con permiso de Juan (permiso que no le he pedido, pero que estoy segura de que me concederá). He elegido como muestra el poema titulado “Desidia”, que aparece incluido en el pecado de la Pereza. Que lo disfrutéis.

 

Nada me lleva a ese horizonte

donde los sueños permanecen varados.

Nada me hace perder el rumbo,

desde las vallas de la indiferencia

de lo que sucede a mi alrededor.

 

Nada. Todo se vuelve nada,

detrás de mi mirada ausente,

agarrada a las rejas de mi falsa libertad.

Nada. Todo se pierde en la nada,

mientras intento inhalar

el poco aire que me queda.

 

Entre los días perdidos

de un calendario deshojado,

el tiempo se me va de las manos.

Se marcha sin mirar hacia atrás.

Sin detener las agujas de un reloj de pared,

            convertidas en raíles

que se oxidan por la espera eterna,

de caminos abandonados,

de unos pasos sin destino.

 

            Es la desidia.

                        Mi desidia.

                                   Mi pecado.

Este viaje al que Juan nos invita entre las páginas de Recovecos, culmina con la redención de los pescados, imprescindible para convivir con nuestra naturaleza intrínseca.

Merece mucho la pena destacar que en Recovecos no solo vamos a encontrar buena poesía y buena prosa. Para completar el conjunto, unas impresionantes ilustraciones de Deva le dan un toque de estilo perfecto. Preciosas acuarelas llenas de color nos ofrecen la presentación de cada uno de los pecados con el arte al que nos tiene acostumbrados. Un excelente trabajo.

Recomendado: 100%

232. YO

Publicado por Ana Centellas

Porque nunca es tarde para perseguir tus sueños y jamás hay que renunciar a ellos. Financiera de profesión, escritora de vocación. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

5 comentarios sobre “Reseña: «Recovecos»

  1. Hola, Excelente reseña.
    Recovecos…
    Navegué sus mares,
    rocé su oleaje,
    ¡Volé entre su brisa!
    José Antonio
    tarayuela_rota
    Su poemario…
    Travesía destino
    a la introspección,
    versos elegantes
    rebosados de un estilo
    refinado,
    inteligente.
    ¡Pecados capitales!
    ¿Has escapado de ellos?
    Saludos,
    me encantó.

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: