Testigo de cabecera

Solo mi almohada conoce
hasta el punto en que te echo de menos,
solo ante ella me he permitido
dejar que fluya mi debilidad,
es el único testigo de mis jornadas insomnes,
de mis lágrimas que escuecen
y de todos los silencios
que me envuelven y me mecen
hasta que mis ojos rojos
se secan de tanto gritar.
Solo en mis noches de ausencia
permito que tus recuerdos
me embriaguen con su fragancia
que jamás pude olvidar,
son las únicas que saben de mis delirios sin dueño,
de los besos extraviados
sin bocas que los encuentren,
mendigos cariacontecidos
que sin lágrimas suplican
por un pedazo de pan.
Solo mis sábanas saben
que es tu ausencia quien me mata,
que poco a poco consume
el brillo de mi mirar,
solo ellas atestiguan que en las noches más aciagas
busco entre ellas tu aliento,
el que me mantiene con vida
como un autómata sin miedo
para seguir caminando
durante otro día más.
Y es entonces cuando le hago el amor a tu recuerdo.

Ana Centellas. Enero 2019. Derechos registrados.

Testigo de cabecera by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

11 comentarios en “Mi jueves de poesía: “Testigo de cabecera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s