El relato del viernes: «La chica del pelo azul»

La chica del pelo azul He perdido la cuenta de las veces que me han preguntado por mi pelo.  A la gente suele llamarle la atención. Hay incluso personas que, aunque me ven habitualmente, me repiten una y otra vez las mismas preguntas y los mismos comentarios. «¿Por qué azul? ¿Y no prefieres un tonoSigue leyendo «El relato del viernes: «La chica del pelo azul»»

Anuncio publicitario

Miércoles de poesía: «Batalla perdida»

Batalla perdida Se desvanece el carmín de una copa ahogada en recuerdos de remotos brindis y recorre el contorno de un velado limbo paseando su amnesia de ebriedad absurda por algún recodo, apagado y vacuo, desierto de sueños, de la habitación. Cuatro mustias rosas habitan la cama que un día cubrió de rocío la noche,Sigue leyendo «Miércoles de poesía: «Batalla perdida»»

A letras con los lunes: «Más luz que las estrellas»

Más luz que las estrellas —¿Ves aquella estrella de allí, la que más brilla? —Sí, es preciosa… —¿Sabes? Tú eres mucho más bonita. —¿Y cómo lo sabes? —Porque tu luz podría eclipsar a toda la galaxia. —Calla, que me vas a poner roja. —¿Ves? Eres un sol. Ana Centellas. Octubre 2019. Derechos registrados. *Imagen tomadaSigue leyendo «A letras con los lunes: «Más luz que las estrellas»»

El relato del viernes: «¿Quién soy?»

¿Quién soy? Con solo observar la mañana a través de la ventana no se podía adivinar el intenso frío que escondían aquellos engañosos rayos de sol. Era una radiante mañana de diciembre en la que una gélida brisa parecía penetrar hasta el mismo interior de los huesos y dolía como si estuvieses siendo atravesado porSigue leyendo «El relato del viernes: «¿Quién soy?»»

Miércoles de poesía: «Al sentirte»

Al sentirte Subes, bajas, me recorres, me pierdo en la expectativa de adivinar por dónde vendrá tu próxima caricia. Soplas, lames, me besas, ya no contengo el deseo de experimentar tu cuerpo bebiendo de mi interior. Gimes, gruñes, me abrazas, arde mi piel en tu pecho y se extingue la decencia imperante en algún momento.Sigue leyendo «Miércoles de poesía: «Al sentirte»»

A letras con los lunes: «Sin paz»

Sin paz El cielo se había oscurecido por cuarta vez en lo que iba de mañana. Respiraba a duras penas, entre grandes bocanadas de polvo y humo mezclados a partes iguales, pero aquello no le impedía continuar con la misión que le habían encomendado. Fusil al hombro, avanzaba con dificultad entre los escombros de loSigue leyendo «A letras con los lunes: «Sin paz»»

El relato del viernes: «Una pequeña obsesión»

Una pequeña obsesión Llevaba días obsesionada con ella. Le parecía tan brillante que no podía concebir algo más lindo, como si todo el mundo que la rodeaba careciese de belleza. Sin embargo, había algo en ella que le inspiraba temor. No sabía bien a qué se debía, pero siempre se había guardado de acercarse demasiadoSigue leyendo «El relato del viernes: «Una pequeña obsesión»»

Miércoles de poesía: «Mamá»

Mamá Callada, calmada, abstracta, jamás canalla. Varada, apagada, afanada, blanca ágata. Ya cansada, ya laxa, ya alba, allá marcada. Blanda alma, catarata brava, mañana clara, casa. Cara amada, abrazada. Mamá. Ana Centellas. Junio 2019. Derechos registrados. *Imagen: Pixabay.com (editada)

A letras con los lunes: «Implosión»

Implosión Lenguas que se entrelazan en enredos imposibles, saliva que me amordaza, que me asfixia, que me ahoga, caricias que exploran incautas campos sembrados de minas y los cuerpos que explosionan cediendo a tanta presión. El sudor se vuelve un lago en el que bucear desnudos, gemidos robados al viento amortiguando la voz, desesperación queSigue leyendo «A letras con los lunes: «Implosión»»

El relato del viernes: «No hubo palabras»

No hubo palabras Se puso el sombrero, agarró la maleta con su mano izquierda, entornó la mirada en un gesto que parecía sacado de un guion cinematográfico y, sin más, abrió la puerta. Permaneció durante unos instantes parado en el umbral, sin volver la vista atrás, como si esperase la caricia de una mano queSigue leyendo «El relato del viernes: «No hubo palabras»»