Miércoles de poesía: «Noche de gala»

Noche de gala Vistió de gala la noche.Quiso brillar a deshorasy eclipsar con sus destellosal día que la siguió.Volcó todos sus anhelosen querer ser la más bellay disfrazó sus tinieblascon zapatos de tacón.Duerme cansada la noche.En sus sueños se recrearecordando aquel momentotan breve en el que brilló.Lanza suspiros al étery baila con las galaxiasque laSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Noche de gala»»

Anuncio publicitario

A letras con los lunes: «Lo que las nubes no logran esconder»

Lo que las nubes no logran esconder A pesar de mantener sus ojos abiertos, solo encontraba una insondable oscuridad en su casa, en su mente, en su vida. A ciegas, tanteando en la penumbra, logró subir al tejado y comprobó, con alivio y alegría, que, a pesar de que todo estuviese encapotado, en su manoSigue leyendo «A letras con los lunes: «Lo que las nubes no logran esconder»»

El relato del viernes: «El primer tranvía de la mañana»

El primer tranvía de la mañana Aquella mañana, cuando Alberto se levantó de la cama observó, no sin sorpresa, que una gran nevada había cubierto la ciudad por completo. Todo un manto blanco recubría cualquier cosa que tuviese a la vista, parques, tejados, coches, aceras y calles. Acababa de amanecer y la ciudad aún estabaSigue leyendo «El relato del viernes: «El primer tranvía de la mañana»»

Miércoles de poesía: "Senectud"

Senectud Quedó colgado un suspirode la manecilla de un relojparado desde hace tiempo.Vertió el peso de las horasen el interior de un cálizhenchido de telarañas.Se consumió su recuerdojunto al poso de la velaque iluminó su caíday exhaló el último alientohacia el vaho que empaña y cubreel fulgor de la mañana.Ocaso de atardeceres.Romería de silencios. AnaSigue leyendo «Miércoles de poesía: "Senectud"»

A letras con los lunes: "La princesa de tus sueños"

La princesa de tus sueños Quisiste de mí una princesa. Me quisiste tierna, delicada, sumisa y paciente. Me quisiste disponible en todo momento, siempre dispuesta para complacerte. Me quisiste femenina, callada, sonriente y discreta. Me quisiste casi etérea, incorpórea, invisible. Quisiste hacer de mí la princesa de tus sueños, sin darte cuenta de que yoSigue leyendo «A letras con los lunes: "La princesa de tus sueños"»

El relato del viernes: "Pequeña fábula del mago desamparado"

Pequeña fábula del mago desamparado Había una vez un mago que vivía solo y desamparado en una isla desierta. Víctima de algún naufragio, llevaba tanto tiempo en aquella situación, que ya ni recordaba tan siquiera como había llegado hasta allí. Los recuerdos de su vida anterior habían ido quedando diluidos entre el salitre y laSigue leyendo «El relato del viernes: "Pequeña fábula del mago desamparado"»

Miércoles de poesía: "Al olivo"

Al olivo Cobijado muestra el frutoque en busca de su mañanaennegrece a cada pasoque la escarcha roba al tiempo.Albas de frío y relentesoporta bajo sus ramasy la vida se le enrosca,desgastada,en algún nudo del tronco.Cuenta su historia a los surcosque viven bajo su amparoy guarda fiel el secretode la savia adormecida.Se alimentaron de élflagrantes adormideras,vidaSigue leyendo «Miércoles de poesía: "Al olivo"»

A letras con los lunes: "El placer de la lectura"

El placer de la lectura Con cada libro que leía se sentía elevar. Poco a poco, fue alcanzando una altura considerable, desde la que podía divisar incluso los confines inexistentes del mundo. A medida que devoraba ejemplares, tanto su cuerpo como su alma parecían flotar en las alturas, ingrávidos, etéreos como si fueran de nube.Sigue leyendo «A letras con los lunes: "El placer de la lectura"»

El relato del viernes: "La señora Adelaida"

La señora Adelaida La señora Adelaida era un personaje curioso. Vivía en el bajo de mi bloque, en la única vivienda que había en el portal. Su puerta era oscura, escondida en el rincón que el hueco de la escalera se encargaba de cubrir siempre de sombras. Igual de oscura era la buena mujer que,Sigue leyendo «El relato del viernes: "La señora Adelaida"»

Miércoles de poesía: "El camino"

El camino Me dejaste las migajasde tu amor incombustible.Con ellas construí un camino.Losas brunas me quedaronperdidas entre la umbría.Guardiana de las tinieblas,adoradora del frío.No quise extraviar el norteni perder aquel senderoque me llevaba a tu ombligo.Ahora he quedado cautivapor ir prendiendo luciérnagasque iluminen el camino. Ana Centellas. Diciembre 2019. Derechos registrados. *Imagen: Pixabay.com (editada)