Miércoles de poesía: «Quiero»

Quiero Quiero que nunca se pierdaeste olor que impregna mis manos,a lejía y perfume barato.Que solo tenga que limpiarel rellano de la escalera,pero jamás mi conciencia.Quiero que nunca me olvidede aquellas estrechas callesque me vieron pasear.Que los únicos olvidossean la lista de la compray jamás un corazón.Quiero que mi única atadurasea la cinta de miSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Quiero»»

Anuncio publicitario

A letras con los lunes: «En mi isla»

En mi isla Aquí, en mi isla, tengo todo lo que necesito para ser feliz. Aquí encuentro el sosiego, el cariño, las risas, la soledad cuando la necesito. Ahora es una isla, pero no siempre ha sido así. Algunas veces ha sido un pequeño pueblo perdido en las montañas. Otras, una gran ciudad repleta deSigue leyendo «A letras con los lunes: «En mi isla»»

El relato del viernes: «La media naranja»

La media naranja Ella era como una naranja. Dulce y considerada, pero con un puntito ácido que no terminaba de gustar a todo el mundo. Era consciente de ello y, con el fin de agradar, trataba de ocultar su acritud revistiéndola de todas las caretas de que era capaz. Igual que una naranja que seSigue leyendo «El relato del viernes: «La media naranja»»

Miércoles de poesía: «Bulimia emocional»

Bulimia emocional Me comí el tiempo a mordiscospara que llegase antesel momento en que pudiesepermanecer a tu lado.Tiempo dulce,delicia de Cronoscon aire de caramelo.Ahora no entro en la pellizaque me guarecía de tu indiferenciay quisiera vomitar el tiempoque compulsivamente comí.Tiempo amargo,purga de Saturnoque limpia y depura.Bulimia emocional lo llaman. Ana Centellas. Febrero 2021. Derechos registrados.

El relato del viernes: «Como una fruta madura»

Como una fruta madura Hacía ya mucho tiempo que el ambiente en casa se había enrarecido. Atrás habían quedado los buenos tiempos, aquellos en los que, casi, parecían una familia normal. Y feliz. Sobre todo, parecían una familia feliz. Rafael no sabía precisar con exactitud en qué momento había cambiado todo. Puede que el puntoSigue leyendo «El relato del viernes: «Como una fruta madura»»

Miércoles de poesía: «Un mundo azul»

Un mundo azul Me vestí de azul por tiy por ti pinté hasta el orbeen todos los tonos posiblesde índigo que encontré.Azul se ve desde el cielo,cobalto ven las estrellasasomadas al portilloabierto de tu habitación.Quise asomarme a tu mundoy, por eso, pinté un lienzocon mil garzas acuarelaspara sentirme azulado,—a tu lado—.Vuelca sobre mí ese cieloqueSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Un mundo azul»»

A letras con los lunes: «Delirios noctámbulos»

Delirios noctámbulos Siempre preferí el cálido rubor encarnado del anochecer a la fría y flemática palidez que me aportaban los amaneceres. Quizá por eso siempre fui una persona nocturna, un crápula de la noche, que alcanzaba el éxtasis con la simple contemplación del lento y agónico extinguir del sol. Fue tan grande mi delirio porSigue leyendo «A letras con los lunes: «Delirios noctámbulos»»

El relato del viernes: «Las ramas del abeto»

Las ramas del abeto Me miró por encima de la montura de sus gafas de pasta, mientras daba un nuevo sorbo a la cuarta o quinta cerveza de la tarde. En ese momento, hubiese jurado que tenía la mirada más bonita que había visto jamás. Y no comprendía cómo no me había dado cuenta antes.Sigue leyendo «El relato del viernes: «Las ramas del abeto»»

Miércoles de poesía: «¿Bailamos?»

¿Bailamos? Quisiera bailar contigosin presiones,sin vergüenza.Tan solo dejar fluirnuestros cuerposal vaivén de la cadenciaque dicte nuestro corazón.Bailarcomo si nadie mirara,como si nada importasey dejar libre al espírituancestral y primitivoguardado en nuestro interior.Bailar sin tiempo ni hora,sin espacio y sin sentido,flotar juntos en el limbodonde suene nuestra canción.Te invito a un baile.Te invito a vivir.¿Bailamos? AnaSigue leyendo «Miércoles de poesía: «¿Bailamos?»»