Mi jueves de poesía: “Duerme la noche”

Mi jueves de poesía: “Duerme la noche”

DUERME LA NOCHE

 

DUERME LA NOCHE

Duerme la noche
y un gato maúlla a lo lejos
un llanto de pena y rabia.
Duerme la noche
y los perros se revuelven
en el aire desquiciado.
Duerme la noche
y las estrellas titilan
temblores de pura hiel.
Duerme la noche
y los amantes se besan
con pasión y alevosía.

Mientras la noche duerme,
parece que un mundo despierta
a las fauces del verdadero.
Los susurros se hacen gritos,
las llamas callan cenizas
de una vida que se oculta.
Las fieras conjuran sueños
que escapan del intelecto
del más humilde mortal.
La niebla se hace jirones
que envuelven con su nostalgia
a una ciudad que dormita.

Duerme la noche
y sueña que el día muere
en cada nuevo despertar.

Ana Centellas. Junio 2018. Derechos registrados.

COPYRIGHTED

*Imagen: Pixabay.com (editada)

200. VERDAD

Anuncios

Reseña: Menos cuentos de hadas y más polvos reales: Ana.

Reseña: Menos cuentos de hadas y más polvos reales: Ana.

 

RESEÑAS LITERARIAS

Damos comienzo al mes de agosto una lectura que llevaba tiempo apeteciéndome y que no podría ser más apropiada para este tiempo. Se trata de “Menos cuentos de hadas y más polvos reales: Ana”, de nuestra querida compañera Sadire Lleire. ¡Por fin lo leí! No dejéis de visitar su blog, Divagaciones en rosa. Comenzamos, como siempre, con una pequeña ficha técnica:

FICHA TÉCNICA

Título: Menos cuentos de hadas y más polvos reales: Ana

Autora: Sadire Lleire

Editorial: Autopublicado

Año de publicación: 2017

Presentación: Tapa blanda

Número de páginas: 93

ISBN: 978-1521773314

SINOPSIS

Ana necesita un cambio de vida y movida por los amores locos de las películas (esas ñoñadas que odia) decide ir en busca de su novio cibernético. En su interior está convencida de que en la nueva ciudad encontrará trabajo, hogar y un hombre con quien empezar su nueva vida. Sin embargo, el destino tiene algo muy diferente preparado para ella. Una serie de casualidades (o no), la llevarán a conocer a una gitana con ademanes de estilista, o un okupa, una nueva “mejor amiga lesbiana”, a un surfista cañón que le hará perder el sentido y a una rubia celosa que no dudará en desplegar sus armas para conseguir sus objetivos. ¿Estás preparado para acompañarla en su viaje?

SOBRE LA AUTORA

Sadire Lleire nació en Valencia en 1981. Comenzó los estudios de Filología Hispánica motivada por su pasión por leer y escribir, pero no los finalizó, la vida le tenía preparada otros derroteros que la llevaron hasta los estudios de Administración y Finanzas.

Sin embargo, la llamita de las letras continuaba encendida en su interior y acabó retomando su verdadera predilección, primero como un hobby creando el blog con pequeños relatos y divagaciones y después… salió esto y algunas cositas más de géneros totalmente diferentes que comienzan a tomar forma.

53. RESEÑA MENOS CUENTOS DE HADAS Y MÁS POLVOS REALES

Menos cuentos de hadas… nos narra la historia de Ana, la protagonista de esta historia, y de Pepe, y de Carlos, y de Jonás… Y de otros personajes secundarios que se meten en tu vida para que les cojas cariño.

Ana deja su ciudad para lanzarse a una nueva vida en Valencia, ciudad en la que reside su novio (al que solo conoce a través de Internet), convencida de que allí todo empezaría a marchar bien: conseguiría un trabajo, estaría cerca de su novio… Pero cuando llega allí la vida le tenía preparada una sorpresa, las cosas pocas veces son lo que parecen ser. Así que Ana se encuentra sola en aquella ciudad desconocida, rodeada de sus estrafalarios vecinos, hasta que el destino parece darle una segunda oportunidad… Comienza a vivir entonces un verdadero cuento de hadas… del que saldrá convencida de que los príncipes azules no existen.

Sadire nos trae una lectura fresca, ligera, ideal para esta época estival, con un vocabulario llano que te hace sentir muy cómodo en la lectura. Nos ofrece una historia en la que los protagonistas se mezclan continuamente con una serie de personajes secundarios que son los que aportan dinamismo y frescura, y a los que terminas cogiendo cariño (a unos más que a otros, todo hay que decirlo, porque hay una rubia por ahí que…).

Ortográfica y gramaticalmente la novela es impecable. Sumergirse en la historia es simplemente una auténtica gozada.

Quizá lo que me haya decepcionado un poco es el desenlace, a mi parecer demasiado precipitado. No te enfades Sadire, pero Jonás nos podía haber dado muuuuucho juego, ¡y lo sabes! En cualquier caso, ha sido una lectura que me ha gustado mucho, que en ocasiones me ha transportado a tiempos pasados (sí, yo escuchaba a Ska-P cuando era joven, jajajajaja) y que nos viene a traer una moraleja importante: los cuentos de hadas… para las princesas.

Recomendado: 95%

197. CALM

“Un amigo alemán” – Desafíos Literarios

“Un amigo alemán” – Desafíos Literarios

 

UN AMIGO ALEMÁN

 

Aquí os dejo con una de mis últimas aportaciones a Desafíos Literarios, en mi columna Letras a la Deriva. No dejéis de visitar la página, donde encontraréis textos maravillosos de compañeros estupendos.

 

UN AMIGO ALEMÁN

La familia de Jonás hace tiempo que se olvidó de él. Viste camiseta blanca, pantalón vaquero, lleva el pelo muy corto y bigote canoso, rezaba en los centenares de carteles que repartieron por todo el barrio y difundieron por las principales redes sociales y medios de comunicación. Todo el mundo en el barrio se hizo eco de la desaparición de Jonás. Los carteles con su foto recorrieron toda España y llegaron a viajar incluso hasta el otro lado del océano.

Era un anciano muy querido por todos, siempre estaba dispuesto a entablar una agradable conversación con cualquiera que ofreciera disposición, aun cuando no llegara ni siquiera a recordar su nombre. Hacía ya varios años que se había granjeado la amistad de un famoso alemán que no era la mejor compañía posible. A esas alturas, ya no era capaz de reconocer a ninguno de los miembros de su familia, excepto a su querida hija Julia, la menor de sus cuatro hijos. De Julia jamás se olvidó.

Una mañana soleada de primavera, Jonás salió de la casa familiar sin que nadie se percatase de ello. Si lo hubieran hecho, no le habrían dejado salir solo bajo ninguno de los conceptos, pero aquel día Jonás, en un arrebato de lucidez de los que aún tenía con frecuencia, se sintió un estorbo en casa de su hija. Decidió salir a la calle, por completo ajeno a su enfermedad, para que el aire del exterior le despejase la mente de aquellas derrotistas ideas. Su intención nunca fue huir, pero una vez que hubo salido de la casa ya no logró recordar el camino de vuelta, ni siquiera si tenía una casa a la que regresar.

Para cuando la familia quiso darse cuenta de su desaparición, ya habían pasado bastantes horas.  La alarma fue inmediata y, sin dilación, dieron comienzo a la búsqueda y a la difusión de su fotografía. No quedó lugar de la geografía española al que no llegase el llamamiento de su familia. Pero pasaron los meses y Jonás no apareció. La búsqueda infructuosa fue dando paso a una resignación silenciosa. De esta al olvido solo hubo un paso. Nadie recordaba ya al abuelo Jonás, ni en el barrio ni en su casa, donde llegó un momento en el que ni siquiera se volvió a pronunciar su nombre. Únicamente Julia dedicaba cada día uno de sus pensamientos a su padre y, aunque no creía en dioses, llegaba incluso a rezar por él.

Había transcurrido ya más de año y medio desde aquella mañana en la que Jonás salió a pasear y no regresó. Julia se disponía a salir de la casa camino del trabajo cuando, nada más abrir la puerta, se le paralizó la respiración. Las llaves cayeron sobre el piso con un gran estruendo, le costaba respirar y era incapaz de articular palabra alguna. Solo tenues jadeos se escapaban de su boca en pleno ataque de ansiedad. Frente a la pequeña cancela que daba a la calle, un anciano giraba en torno a sí mismo una y otra vez, desorientado. ¿Era posible lo que estaban viendo sus ojos? ¿Era cierto aquel milagro?

Julia reaccionó en el instante preciso en que vio al anciano alejarse de la cancela. Salió corriendo en su dirección y, en un par de zancadas, le dio alcance. Gruesas lágrimas resbalaban por su faz mientras se aferraba a aquel hombre que le había dado la vida y que ella había dado ya por muerto. Una y otra vez le preguntaba, entre abrazos, dónde había estado y si se encontraba bien, como si aquel tuviera capacidad para dar alguna respuesta coherente a aquellas preguntas que eran un sinsentido. Jonás se separó unos centímetros de ella, le limpió las lágrimas que corrían raudas por su mejilla y, con toda la tranquilidad del mundo, solo le dijo:

—Pero hija, ¿no te dije esta mañana que salía a dar un paseo?

Jonás y su cruel amigo alemán habían regresado a casa.

Ana Centellas. Julio 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Un amigo alemán by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

199. CALM

Revista Zarabanda julio 2018

Revista Zarabanda julio 2018

 

ZARABANDA

¡Buenos días! Un mes más me gustaría acompañaros con mi colaboración con la revista local Zarabanda correspondiente al mes de julio. Podéis acceder al contenido completo de la misma en este enlace.

Este mes tocó un poquito de poesía. Espero que os guste.

EL TAÑER DE LAS CAMPANAS DEL VALLE

EL TAÑER DE LAS CAMPANAS DEL VALLE

¿Por quién doblan las campanas,
que hasta mis oídos llega
el eco apagado y sordo
de un lastimero tañer?
En el silencio del valle
misterioso que es mi vida,
solo se escucha el lamento
inconfundible y preciso
de las campanas del pueblo
voltear entre los ojos
de las piedras de la torre
que mira hacia el cementerio.
Las ramas de los cipreses
me hacen llegar con el viento
el sonido misterioso
que navega, viaja, vuela,
en pos de de las telarañas
que habitan mi corazón.
Cúmulos de nubes grises
sobrevuelan mi cabeza
cuando hacia el cielo dirijo
con tristeza mi mirar
y un pájaro solitario
que se mece en la rama más alta
del último de los cipreses
me susurra en el oído
lo que nunca quise oír.
¿Por quién tañen las campanas?
No queda ya nadie en el valle,
será que tañen por mí.

Ana Centellas. Julio 2018. Derechos registrados.

logo_SafeCreative

*Imagen: Pixabay.com (editada)

198. LLORA

A todas las feministas

Y tú… ¿lo comprendes?

feminista

Dicen que cuando llegas al feminismo abres una puerta hacia un camino que no tiene retorno. Te plantas unas gafas de color morado con las que ves la realidad más nítida y aumentada. Como aquellas gafas de cartón que te repartían en los cines 3D. Como aquellas imágenes que sólo veías en tres dimensiones si bizcabas un poco los ojos. Y aún así sólo unos pocos acertaban a enfocar.

Para ser feminista hace falta no sólo poder. También hace falta querer. O quizás es al revés. Porque es algo más difícil que plantarte unas gafas de cartón.

Para ser feminista tienes que sentarte y escuchar lo que las feministas vieron antes de que tú te pararas a pensar: toda una deconstrucción de la realidad. Una realidad que, tras sus palabras, se convierte en distopía.

Para ser feminista hay que abrir la mente y ser capaz de reflexionar y cuestionar sobre…

Ver la entrada original 414 palabras más

Sexo brutal en el corazón de la carne estelar.

Sexo brutal en el corazón de la carne estelar.

El deseo… ese puñado de eones. Espectacular

Gocho Versolari, Obra Poética

Sexo brutal en el corazón de la carne estelar.

Gocho Versolari, Poeta

Nos besamos hasta el hartazgo,
hasta dolernos los labios y los huesos. El deseo
era una catástrofe ciclíca,
un puñado de eones.
Te tomé en mis brazos y arrancamos la noche
de sus cósmicos goznes.
Descubrimos el corazón de la carne estelar
y allí te arrojé al suelo entre gemidos
y me desnudaste
y te desnudé.
Inoculamos el cosmos con tus flujos
con mis océanos de semen
cargados de róbalos silentes,
de peces voladores
y de ti.

untitled_by_denisgoncharov-da3u3bx.jpg

GOCHO VERSOLARI

Ver la entrada original

Spoiler: Mujer discriminada – Annette Kellerman

Os animo a dar una vuelta por este blog más que interesante

Spolier: Mujer discriminada ♀

Aparecer desnuda en una película y llevar un bañador. Dos cosas a priori normales, pero que hace 100 años era algo impensable. Ambos actos le trajeron consecuencias a Annette Kellerman. Imagen relacionada

Nadadora profesional, estrella de cine del vodevil, escritora y emprendedora. Casi nada, ¿verdad?

Entre otras muchas cosas se le acredita la invención de la natación sincronizada tras realizar una actuación en 1907 donde representó el primer ballet acuático. Se convirtió en una estrella del espectáculo.

Trató de cruzar el Canal de la Mancha, no lo logró. Fue una experiencia muy dura, cegada por la sal y agotada físicamente, la marea la arrastró al inicio.

Según la propia Annatte, intentar cruzar el Canal de la Mancha fue una de las peores experiencias de su vida. Fue Gertrude Elerle quien lo logró en 1923. Demostró (aunque no lo logró) que las mujeres pueden nadar largas distancias como los hombres.

Las mujeres tenían…

Ver la entrada original 570 palabras más