La frase de la semana III

La frase de la semana III

HERTA MÜLLER

‘Me he rodeado de un silencio tan hondo y duradero que nunca acierto a abrirme con las palabras. Cuando hablo, solamente me cierro de otra manera.’

Herta Müller, 1953

Novelista, poetisa y ensayista rumano-alemana. Premio Nobel de Literatura.

¡Buenos días! Para esta semana he seleccionado esta frase de Herta Müller, otra gran mujer ganadora del Premio Nobel de Literatura. Recomiendo fervientemente la lectura de “En tierras bajas”.

Como siempre, esta selección no ha sido fruto del azar. No sabría cómo explicaros lo identificada que me siento con estas palabras. Aunque no lo parezca, soy mujer de grandes silencios. Hubo una época en la que incluso me sentía acomplejada por ello. He de reconocer que hoy en día los silencios son menores y sé apreciarlos como debo.

Por suerte descubrí la palabra escrita. ¡Oh, gracias! Aun hoy, me comunico mejor de esta manera, más cómoda, donde las palabras me fluyen de una manera muy diferente a la palabra hablada. Además, la letra perdura, a las palabras se las lleva el viento…

No os creáis que no hablo, ¿eh? Reconozco que hay veces en que hablo hasta por los codos. Pero, por ejemplo, para trabajar necesito silencio, absoluto silencio.

¡Hala! Ya me he abierto demasiado por hoy… ¿Qué opináis vosotros de la frase elegida de Herta Müller?

Cambiando de tercio, utilizando el argot taurino (aunque me confieso anti-taurina pero sin serlo, no sé si me explico. Bueno, da igual). Decía que ahora paso a mostraros esa frase que más he sentido a lo largo de esta semana mientras os leía un poquito. Y siguiendo el hilo de las palabras, me topé con un post de Clara, del blog La rebelión de los espejos. Su entrada Estás loca, que, por supuesto, tenéis que leer, terminaba con una afirmación que me puedo aplicar fielmente al momento en el que vivo:

‘La realidad es que me quedaba callada y bajaba la cabeza sin saber qué decir. Por eso, en parte, escribo esto. Nunca más el silencio.’

Pues eso, amigos, nunca más el silencio.

¡Hasta la semana que viene!

Anuncios

La frase de la semana II

La frase de la semana II

SVETLANA ALEXIEVICH

‘El mundo ha cambiado completamente y no estábamos verdaderamente preparados.’

Svetlana Alexiévich (1948)

Escritora y periodista bielorrusa. Premio Nobel de Literatura y Premio del Círculo Nacional de Críticos por No Ficción.

Hoy os traigo en esta sección a otra de las grandes mujeres de la literatura contemporánea, Svetlana Alexiévich. Premio Nobel de Literatura en el año 2015. Una escritora que me merece un enorme respeto, pues su trabajo es una profunda crítica de la antigua Unión Soviética y de las secuelas que ha dejado a sus habitantes, algo que ella ha vivido en primera persona.

Extraigo de contexto esta frase y me pregunto, ¿nunca os habéis planteado esto? ¿Estamos verdaderamente preparados para los cambios que estamos experimentando? Yo tengo continuamente la sensación de vivir en un mundo que va demasiado deprisa, que no se para ante tus necesidades. ¿Nunca habéis pronunciado la famosa frase: ‘Parad el mundo, que yo me bajo’? Infinidad de veces. Yo sí tengo esa sensación, y no es algo necesariamente malo, pero en ocasiones puede resultar agobiante.

¡Ojalá pudiéramos para el mundo a nuestro antojo! Pero todo sigue, y sigue, y sigue… Sin importar nada… Me quedo pensando en ello, otra noche sin pegar ojo, verás.

Por otro lado, curioseando entre vuestros blogs, esta semana me he encontrado con una entrada que me ha enamorado desde el primer párrafo. Debe ser que estoy sentimental con el fin de la Navidad, o más romántica de lo normal (que ya es difícil), pero leed las letras y ya juzgaréis por vosotros mismos. Esta entrada, titulada Secretos de un diario, nos la traía nuestro compañero Angel Voset desde el blog Flibthad. Os dejo con el comienzo… El resto deberéis verlo vosotros mismos.

‘Deseo quererte así, sin preguntas, como un reloj a sus manecillas; a sus horas… como un piano a su música, a sus notas.’

Ya me contaréis qué os ha parecido. Si alguien me escribe algo así, me tiene ganada… ¡Besos!

 

 

La frase de la semana I

La frase de la semana I

ALFONSINA STORNI

‘¿Qué mundos tengo dentro del alma que hace tiempo vengo pidiendo medios para volar?’

Alfonsina Storni

Poeta y escritora argentina del modernismo (1892-1938)

Entramos ya de pleno en el año nuevo y mi agenda dice que este es el principio de una nueva historia. Pues vamos a ello, una nueva edición de La frase de la semana, la número I de este nuevo año.

Y para comenzar, he elegido esta frase de la gran Alfonsina Storni. Me siento tan identificada con ella que no he podido dejar de incluirla en este inicio de año. Espero encontrar en este año nuevo los medios necesarios para volar, aunque igual espero no correr la misma suerte que Alfonsina…

Por otro lado, entre tantos buenos deseos de Navidad y Año Nuevo, me encontré con un post de Isabel Jiménez en El País de las Hadas que llamó mi atención. Lo leí completo, pero un párrafo en particular hizo que me sintiera muy identificada. El post se titula …pasotas y en él dice así:

‘Ya no existe la amistad sincera y desinteresada. Los amigos se venden al mejor postor y cuando los descubres, no hay explicaciones. Son ellos los ofendidos porque se creen con el derecho soberano de hacer lo que les de la gana. Pueden maltratarte, bapulearte y se quedan tan tranquilos.’

Y es que 2017 me ha dejado una espinita clavada muy difícil de sacar. ¿Qué pensáis vosotros de la amistad?

Paro, que me pongo tonta. ¡La semana que viene más! ¡Besos! ¡Se os quiere!

La frase de la semana LII

La frase de la semana LII

MAE WEST

‘Solo se vive una vez, pero si lo haces bien, una vez es suficiente.’

Mae West

Actriz, cantante, comediante, guionista y dramaturga estadounidense (1893-1980)

Para esta última semana del año, en la que todos (o casi todos) solemos hacer balance de lo que hemos vivido en el año que termina y comienzan las listas de nuevos propósitos para el año nuevo (que suelen ser los mismos de años anteriores), me ha parecido muy apropiada esta frase pronunciada por Mae West.

Es cierto, solo se vive una vez, eso es innegable. Esto no es como un videojuego en el que tengamos varias vidas de reserva. Aprovechemos la vida que tenemos, disfrutémosla al máximo, sobrevivamos a los malos momentos a sabiendas de que nada es eterno y, sobre todo, agradezcamos cada mañana al  nuevo día, que es un nuevo comienzo lleno de nuevas oportunidades. Dejemos de mirar al pasado y de preocuparnos por el futuro. La vida es hoy. Y no hay más vidas. Si la vivimos bien, es más que suficiente.

Y ya, para finalizar el año, os dejo con una hermosa Canción de despedida, que nos traía nuestra querida Melba Gómez:

No quiero morir en soledad,

abandonada en esta tierra fría,

quiero morir acompañada

y que me entierren

con mi bandera como mortaja.

Antes de irme quiero abrazarte

y decirte al oído lo que siento,

que en mi alma siempre has estado

grabado a tinta y a fuego.

Mi caminar se hace lento,

llora en mí la guerrillera

que una vez tumbó gigantes

y caminó sobre palmeras.

Tres montañas y una estrella

han marcado mi destino.

Por ellas de fiesta vivo,

por ellas de pena muero.

No digo adiós para siempre,

tal vez mi caminar sea perpetuo.

Si no se pierden mis letras,

si no se pierden mis versos.

Hoy canto para despedirme

temprano —como suelo hacer—,

que no llego antes si me adelanto,

es que no quiero que se me haga tarde,

por dejarlo para después.

Hermosos versos para despedir 2017. ¡Hasta el año que viene!

La frase de la semana LI

La frase de la semana LI

MARGARET ATWOOD

‘No hay nada peor que un adjetivo del año anterior.’

Margaret Atwood (1939)

Poeta, novelista, crítica literaria, profesora y activista política canadiense.

Bienvenidos un martes más a este pequeño espacio en el que pretendo dar visualización a las grandes mujeres de la literatura que en demasiadas ocasiones han pasado desapercibidas.

Debido a las fechas del año en que nos encontramos, ya finalizando uno para dar comienzo en breve otro nuevo, me ha parecido interesante esta frase pronunciada por Margaret Atwood. ‘No hay nada peor que un adjetivo del año anterior’.

Creo que todos iniciamos año con muchísimas ilusiones, infinidad de propósitos que, seguramente, muchos de ellos serán los mismos que los del año anterior, y con muchas, muchas, muchas ganas de cambio. Al menos a mí sí me pasa. Pongo toda mi confianza en el año nuevo como si el cambio de un día para otro fuese a dar el pistoletazo de salida hacia todos los sueños que llevamos a cuestas. Evidentemente, no va a ser así, pero sí es un punto de referencia que casi siempre pretendemos que sea un punto de inflexión en nuestras vidas.

Cada año quieres construir nuevos proyectos, cumplir nuevos sueños, realizar toda esa eterna lista de propósitos cuyo cumplimiento nos solicitamos a nosotros mismos. Por ello, sí encuentro un punto de razón en la afirmación de Margaret. Poder seguir calificándote, o tu vida, con los mismos adjetivos del año anterior viene asociado al fracaso, al no haber cumplido con tus sueños y anhelos, a no haber mejorado en todo lo que te propusiste.

Vale, un adjetivo del año anterior en ocasiones te puede fastidiar. Pero seguro que hay cosas muchos peores. De hecho, mejor que todos los males queden en ese. ¿Vosotros qué opináis?

Cambiamos de tercio.

Entre todas vuestras entradas que he podido leer, y de nuevo os pido disculpas por no llegar a todas, esta semana no me quedo con una frase, no. Me quedo con todo un impresionante soneto que Rosa María Lorenzo nos traía desde el blog Arte y denuncia. Imposible no traerlo entero, se titula Maltrato (podéis visitar la entrada con este enlace) y dice así:

‘Ese querer de gritos y estilete,
de talle agostado y ánima rota,
de hueco perdón e impía derrota,
de golpes en manojo y ramillete.

Ese querer no es más que un vil grillete
de furia visceral y palabrota,
de pavor enraizado que le acota
el sentir como el filo de un machete.

El sollozo de un alma desgarrada
uncida a la montura del quebranto
sabiendo que su vida está acabada.

Con la pena sellada a cal y canto
y el dolor  en el filo de su almohada
se abandona a la urdimbre del espanto.’

Está dedicado a todas las víctimas de maltrato y yo no puedo hacer más que aplaudir ante este sentido soneto. Espero que os haya gustado tanto como a mí.

¡Hasta la semana que viene! ¡Se os quiere! ¡Besos!

La frase de la semana L

ELFRIEDE JELINEK

‘La mujer espera y espera, todo en vano. Y no pregunta por qué espera, ya que teme más la respuesta que la espera.’

Elfriede Jelinek. 1946.

Novelista, poeta, dramaturga, ensayista, guionista, traductora y activista feminista austriaca.

Premio Nobel de Literatura, 2004.

Con esta cita de Elfriede Jelinek nos adentramos un poquito más en la semana cincuenta del año. ¡Qué poquito queda!

Lo que veo en la cita de Elfriede es una muestra del silencio cómplice de la mujer ante el autoritarismo del hombre. Tengamos en cuenta las fechas en las que desarrolló su activismo feminista y que se trata de la región de Austria. A día de hoy, me arriesgaría a decir que la mujer, por fortuna, ya no espera, sino que actúa, pregunta y no teme a la repuesta.

Y ahora cambio total de tercio, que me gusta a mí esto. En esta ocasión os traigo una voz masculina, la de nuestro compañero Óscar del blog Luces y Sombras, que en su entrada Parada nos ofrece una buena dosis de optimismo y positivismo de cara al final de nuestra vida:

‘La muerte no es el final del camino…

Solo, una parada de tránsito, 

donde hacer un descanso,

y seguir nuestro camino!

Controvertido el tema. Yo jamás he creído en la reencarnación ni en la vida después de la muerte, pero la visión que le da nuestro amigo infunde algo de color a ese final del túnel. No suelo pensar mucho en ello porque me agobio, me imagino la nada y termino llorando, así que a vivir el día. Si luego resulta que es una parada, ¡mejor que mejor!

¡Besazos enormes!

La frase de la semana XLIX

La frase de la semana XLIX

KATHY ACKER

‘La escritura era lo único que me permitía hacer lo que quería sin que nadie me dijera cómo hacerlo’

Kathy Acker. 1947-1997.

Novelista experimental estadounidense, poeta punk, dramaturga, ensayista y escritora feminista prosexo.

¡Buenos días a todos! ¡Vamos al lío que hace mucho frío! ¿Qué os parece la frase que os he traído para esta semana? Es cierto que la he sacado de contexto, pero igual nos vale para reflexionar un poquito.

¿Vosotros os sentís plenamente libre mientras escribís? ¿Es la única manera de alcanzar esa libertad tan ansiada? ¿Sentís que en esos momentos nadie os dice lo que tenéis que hacer?

Yo veo la respuesta un poco ambigua. Porque sí, es cierto, mientras escribo me siento plenamente libre, pero claro que no es el único momento en que lo hago y, por supuesto, si no dejase que alguien me dijese cómo lo debo hacer, que me guiase y me acompañase en el proceso, no serviría de nada esa presunta libertad si lo que vas a hacer no es mínimamente bueno. ¿Mi respuesta entonces? Ni sí, ni no. Me siento libre mientras escribo, dejando volar mi imaginación o dejando aflorar sentimientos según el momento. No es cierto que solo me sienta libre mediante la escritura, aunque ya os digo que esta cita la he sacado de contexto y, si la leéis completa, entenderéis por qué lo dijo la autora. Y, por último, me siento libre escribiendo pero siempre siguiendo unas directrices que los más instruidos en la materia me han facilitado.

¿A vosotros os pasa lo mismo?

Curioseando entre vuestras entradas, he encontrado con una que me ha encantado. Tengo debilidad por este autor, tengo que reconocerlo, pero es que las poesías que escribe enamoran, directamente y sin anestesia. Ni siquiera sé si ya ha pasado por esta sección, pero si lo hubiese hecho se merece volver a pasar, porque yo lo valgo y punto jajajajaja. Este amigo no es ni más ni menos que Diodoro Mateo, o El Poeta Bohemio, como dice llamarse.

En esta ocasión os traigo un verso, solo uno, de un poema maravilloso titulado “Malditos ojos marrones”. Podéis encontrar la entrada completa haciendo clic aquí, (lo recomiendo). Y para los que no conozcáis su blog, ya podéis empezar a seguirle directamente porque es poesía pura.

Como os comentaba, os dejo solo un verso, pero que dice tanto…

‘porque mi poesía se escribe en tu cuello, con mis besos’

¡Esa poesía es la que necesita el mundo!

¡Besos a todos!