Mi jueves de poesía: “La eterna espera”

Mi jueves de poesía: “La eterna espera”

LA ETERNA ESPERA

 

LA ETERNA ESPERA

Esperando,
la vida se me esfuma
igual que se consume
mi cigarrillo mortal
entre unos dedos cansados
de soportar tanta espera.
Ya concibo la vida
como una eterna marquesina
donde crecen las arrugas,

al tiempo que continúas
esperando un autobús
que siempre parece acercarse,

pero que nunca llega.
Y oteando
más allá del horizonte
la vida se resbala,

se escurre entre los dedos
de persona expectante
sin nada más que hacer.
Ya no alumbran
las farolas de mi calle,

quieren que ya me duerma,

que abandone la espera,

que me entregue
al placer insondable
de olvidar cada noche,

entre bocanadas de humo
volátiles como mi vida,
aquello que durante tanto tiempo
fue mi único objetivo
de espera.
Y las sombras me envuelven
con mantos de parsimonia
que se ajustan a mis hombros,

renqueantes,

mientras esperan la escucha
de en mi corazón el último latido
y exhale entre mis labios
un último suspiro
del aire que envenena
mi cuerpo entumecido
tras décadas de espera.

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

La eterna espera by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://anacentellasg.wordpress.com.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

132. CALM

Anuncios

Mi jueves de poesía: “Tu nombre no recuerdo”

Mi jueves de poesía: “Tu nombre no recuerdo”

TU NOMBRE NO RECUERDO

 

TU NOMBRE NO RECUERDO

Quisiera recordar tu nombre
y borrar de mi cabeza
las caricias que me dabas
con tus manos entregadas,
suaves como la seda
y fuertes como el acero,

recorriendo sin descanso
cada pliegue de mi cuerpo.
Sacar de mí aquellos besos
que aún añoro en mis recuerdos,

tan dulces, sabios,
tan lentos
que cuando surcan mi mente,

enfrascados en el tiempo,

yo, señora de mi vida,
todavía me estremezco.
Olvidar esos susurros,
eso es todo lo que quiero,
que aún navegan sigilosos
enredados en mi pelo,

ensortijados en rizos
cada vez que te acercabas
y yo, desecha en madejas,

abría mis puertas para que entraras.
Fue tan grande aquella huella
que dejaste en mis adentros,
que aún vive todavía
conmigo cual fiel lamento,

de no encontrar otro hombre
que ocupase tanto hueco.

Quisiera poder olvidarte,

mas tu nombre no recuerdo.

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Tu nombre no recuerdo by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://anacentellasg.wordpress.com.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

127. CALM

Mi jueves de poesía: “Diques al mar”

Mi jueves de poesía: “Diques al mar”

DIQUES AL MAR

 

DIQUES AL MAR

¿Quién te dijo que pudieras

imponer diques al mar?

¿Quién te dijo que nadando

no te pudieras salvar?

Dime quién fue el desalmado

que borró de tu semblante

la esperanza que renueva

la ilusión por el vivir,

que puso en ti la tristeza,

que te dijo que no había

salida por la que huir.

Dime quién fue la encargada

de convertirte en un cero,

de reducirte a cenizas,

de hacerte querer morir,

que te llenó de la rabia

de hacer de tu risa un llanto,

de no poder resistir.

Amigo, quiero que sepas

que por mucho que lo intentes

no puedes imponer diques

que frenen la fuerza del mar.

Amiga, quiero que aprendas

que todo en la vida es lucha

y que si sigues nadando

podrás tu vida salvar.

¿Quién te dijo que pudieras

imponer diques al mar?

¿Quién te dijo que nadando

no te pudieras salvar?

 

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

logo_SafeCreative

*Imagen: Tomada de la red (editada)

122. RIESGOS

Mi jueves de poesía: “Con el aire de la mañana”

Mi jueves de poesía: “Con el aire de la mañana”

CON EL AIRE DE LA MAÑANA

 

CON EL AIRE DE LA MAÑANA

Insufla bien en tus pulmones

el aire de la mañana,

que se expandan,

que se llenen

de todos los amaneceres

que nublaron tu mirada.

 

Retén el aire y contempla

la quietud que se te muestra,

que es silencio,

que es olvido

de todas esas mañanas

que quisimos hacer nuestras.

 

Y cuando sueltes el aire

en un último suspiro,

mira al cielo,

ahoga el llanto

y acuérdate de la vida

que impide hoy tu suicidio.

 

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

COPYRIGHTED

*Imagen: Pixabay.com (editada)

115. CALM

Mi jueves de poesía: “Vacío existencial”

Mi jueves de poesía: “Vacío existencial”

VACÍO EXISTENCIAL

 

VACÍO EXISTENCIAL

Llegará pronto un día
en que, por suerte o por desgracia,
te encuentres asomado
frente a un gran precipicio
al que tu mente, ilusa,

creía no llegar jamás.

Colgarán telarañas
de tus ojos cerrados
y sentirás cómo el viento,

travieso cual chiquillo,

despeina con desgana
tus canas ya apagadas
por los rayos malditos
de un sol que ya no brilla.

Surgirán mariposas,

volando, de tu ombligo,

que tomarán caminos
orientados hacia el sur,

en busca de un paraíso,
quizás una quimera,
una mera utopía,
un sitio al que llegar.

Sentirás al oído
los lamentos del aire,

los lloros de las aguas,

la lejana y apagada

letanía de una estrella,

un sollozo silente
proveniente del mar.
Aún tendrás permiso
para abrir con cuidado
tus ojos enmarañados
con cien legañas de luz.
Será decisión tuya
orientar tus sentidos
hacia el azul del cielo
o quedarte por siempre
admirando el precipicio
que se abre a tus arrugas
y dejarte caer en vuelo,

cegado, hacia el abismo
que penetra en tu mente
dentro del más oscuro
vacío existencial.

Ana Centellas. Abril 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Vacío existencial by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://anacentellasg.wordpress.com.

108. DESTINO

Mi jueves de poesía: “Bajo el alféizar”

Mi jueves de poesía: “Bajo el alféizar”

BAJO EL ALFÉIZAR

 

BAJO EL ALFÉIZAR

Quieta,

la luna pausa y mira,

curiosa y soñadora,

las sombras que pasean
bajo el alféizar en flor.

Se abren a la noche,

despacio y en silencio,

las flores del galán
que hace tan solo un instante
aparecía dormido,

sin desprender su olor.
Blanquean,
sumergidos en agua,

los altaneros lirios
que hoy lucen más regios,
pues esperan que lleguen
hasta ellos las miradas
que pocas horas antes

había eclipsado el sol.

Aromas
que habitan escondidos,

quedan ahora desnudos
al resurgir nocturno
y recorren sin pausa,

amigos de la noche,

hasta el último rincón.
Y allí todo es silencio,

hasta los grillos callan
para dejar refugio,
callado y sin murmullos
a las sombras que pasean
bajo el alféizar en flor.

Ana Centellas. Abril 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Bajo el alféizar by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://anacentellasg.wordpress.com.

103. CALM

Mi jueves de poesía: “La función de las marionetas”

Mi jueves de poesía: “La función de las marionetas”

LA FUNCIÓN DE LAS MARIONETAS

 

LA FUNCIÓN DE LAS MARIONETAS

No hay nadie en el vasto mundo

que escape de su poder,

no lo niegues,

es más sencillo

reconocerlo.

Para qué jurar en falso,

mentimos como cosacos

si renegamos de él.

Mueve el planeta a su antojo,

en sus manos somos títeres,

vulgares marionetas,

sin ojos,

inexpresivas,

que representan con gusto,

para que la función triunfe,

cada uno su papel.

Rindámonos a la evidencia,

nadie escapa de su influjo,

del más joven

al más viejo,

todos juntos.

Somos sus putas más simples,

que hacen lo que les pidan,

que hasta matamos por él.

Y conocer yo quisiera

cómo ha alcanzado el poder

hasta de enfrentar a hermanos,

que se ensucian,

que se bajan

sin temor los pantalones

y engrasan la maquinaria

que les hace envejecer.

Nunca ha sido mi aliado,

jamás tomó por mí parte.

Es mi guerra,

es mi lucha,

es el sudor de mis manos

que fluye por mis arterias,

como al resto del rebaño,

por temor a serle infiel.

Ana Centellas. Abril 2018. Derechos registrados.

logo_SafeCreative

96. GANAS