Mi jueves de poesía: “Aprendiz de inmortal”

Mi jueves de poesía: “Aprendiz de inmortal”

Aprendiz de inmortal

Arriesgué en cada coyuntura
que se me presentó inmaculada cada día,
lista para vivirse
sin frenos y sin anestesia.
Cerré los ojos al miedo
para no verle la cara cuando me diese un bocado,
necesitado de víctimas
a las que cortar las alas.
Paseé por la cuerda floja
del pasillo sin alfombras de mis noches
y alardeé de sueños
con los que llenar la almohada.
Me arrojé sin temor al vacío
con los bolsillos desiertos de dudas,
sin amarra a la que asirme
que sosegase la caída.
Crucé por puentes colgantes,
caí, salté, rodé, pasé volando por la vida
sin una red de protección,
escudo ni colchoneta.
Kamikaze del destino,
fui solo ciega aprendiz de inmortal
sin cinturones ni grados
guardados en mi mochila.
Y para el desayuno
infusión de adrenalina con tostadas
aún puesto el pijama
de los cuadros azules temerarios.
Aprendiz de inmortal,
no vaya a ser que la vida se escape
sin haberla disfrutado.
Aprendiz.
Inmortal.

Ana Centellas. Octubre 2018. Derechos registrados.


Aprendiz de inmortal by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License. unhi

*Imagen: Pixabay.com (editada)

Anuncios

Mi jueves de poesía: “Necesidad”

Mi jueves de poesía: “Necesidad”

Necesidad

Necesito trascender
a los límites del tiempo
que hace las noches eternas
ancladas entre dos manecillas,
perdidas en un lamento
entre tu boca y la mía,
cómplices del sufrimiento.

Ana Centellas. Enero 2019. Derechos registrados.

https://www.safecreative.org/work/1901039510043-necesidad

*Imagen tomada de la red (editada)

Mi jueves de poesía: “A contraluz”

Mi jueves de poesía: “A contraluz”

 

A CONTRALUZ

A CONTRALUZ

Sombras a contraluz
que bailan en silencio
una danza ancestral
protegida por los dioses
más paganos del deseo.
Polvo que se suspende
en diminutas partículas
en el aire adulterado,
dispuesto a ser aspirado
por una respiración sin calma.
Suspiros que se propagan
más allá de la distancia
que separa los silencios
nunca antes pronunciados
en una habitación ajena.
Sin besos de despedida,
cesa el baile en las penumbras
y queda solo el recuerdo
de dos sombras desconocidas
que, durante solo un momento,
bailaron a contraluz.

Ana Centellas. Septiembre 2018. Derechos registrados.

COPYRIGHTED

*Imagen tomada de la red (editada)

316. AUSENCIA

Mi jueves de poesía: “Fuiste”

Mi jueves de poesía: “Fuiste”

 

FUISTE

FUISTE

Siempre fuiste mi éxodo a ninguna parte,
el mágico elixir que fluía por mis venas
como un torrente de vida
que asolaba a su paso las ruinas sin sentido
de una vacía y cerrada existencia anterior.
Fuiste mi pasaporte para entrar al paraíso,
mis as guardado en la manga
de la chaqueta del tiempo
para jugar con descaro en la timba del silencio,
donde mi vida se pierde con solo escuchar tu voz.
Fuiste moneda de cambio en la tienda del deseo,
donde los suspiros mueren
y los gemidos se pierden
escondidos en mordazas de cálido terciopelo
cuando las pieles se extravían bajo otros cuerpos.
Fuiste aquello que en mis sueños
suponía la locura
de saber que si vivía
era debido a la indulgencia de saberte en mi camino
sin atajos ni desvíos que marcharan a otro lugar.
Ahora que no estás conmigo,
dime,
¿dónde lograré yo hallar
todo aquello que tú fuiste?
Fuiste.
Y solo queda en mí la vacua creencia
de que, quizás, algún día
puedas volver a ser.

Ana Centellas. Noviembre 2018. Derechos registrados.

COPYRIGHTED

*Imagen: Pixabay.com (editada)

309. RECUPERACIÓN

Mi jueves de poesía: “Deseo”

Mi jueves de poesía: “Deseo”

 

DESEO

DESEO

Me deslizo en el deseo
de volver a sentir tus caricias,
de tus manos recorriendo
sin miramientos mi piel.
Me deshago en sensaciones
que me erizan la epidermis
cuando evoco la dulzura
de las yemas de tus dedos
envolviendo todo mi ser.
Mi respiración se torna fuego
al perderme en los recuerdos
de tus labios que me queman
a mordiscos en la boca,
de tus manos sin censura
que caldean el ambiente
aunque sea el mes de enero
mientras me quitas la ropa.
Se humedecen mis gemidos
cuando invoco en la memoria
tu cuerpo como el acero
abriéndose paso en mí.
Algo crece en mis adentros,
algo que se vuelve inmenso
y no soporta la espera,
es el deseo de ti.

Ana Centellas. Octubre 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Deseo by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

*Imagen tomada de la red (editada)

306. CALM

Mi jueves de poesía: “Cada vez que una lágrima cae”

Mi jueves de poesía: “Cada vez que una lágrima cae”

 

CADA VEZ QUE UNA LÁGRIMA CAE

CADA VEZ QUE UNA LÁGRIMA CAE

Cada vez que una lágrima cae de tus ojos
muere una primavera desarraigada
que deja un surco más amplio y evidente
entre las arrugas que desde hace tiempo
enmarcan ya tu rostro en el invierno.
Duele y escuece la sal que se vierte en la herida
en forma de lluvia clara de lágrimas tibias
por creer que solo así de este talante
aquella sin dudar se curaría
sin dejar más cicatriz que la del simple paso de la vida.
Se deshojan sin parar las margaritas
que un día poblaron de pétalos los rostros
tersos de primavera consentida
y solo quedan rancias las corolas
que mueren sin pesar bajo la lluvia.
Y cada vez que una lágrima cae de tus ojos
una nueva primavera muere en tu semblante
y no hay siquiera opción de encontrar un verano
que mitigue las secuelas de la primavera que agoniza
para dar paso al más frío y feroz de los inviernos.

Ana Centellas. Septiembre 2018. Derechos registrados.

CREATIVE COMMONS

Cada vez que una lágrima cae by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

*Imagen: Pixabay.com (editada)

300. CALM

Mi jueves de poesía: “Me convertí en melodía”

Mi jueves de poesía: “Me convertí en melodía”

ME CONVERTÍ EN MELODÍA

ME CONVERTÍ EN MELODÍA

Me convertí en melodía,
danzaron en libertad mis notas
por el aire que respirabas,
fusionaste las corcheas, las redondas,
los silencios,
cuando pulsaste mis teclas
bajo una clave de sol.
Vaciaste mi pentagrama
de fusas y semifusas,
marcaste por mí la cadencia
que tendría en el vacío
mi música,
dispuesta a ser aspirada
como si fuera de olor.
Me convertí en melodía
con solo una mano tuya
paseando alrededor de mi cintura.

Ana Centellas. Octubre 2018. Derechos registrados.

logo_SafeCreative

*Imagen: Pixabay.com (editada)

286. COSER