Miércoles de poesía: «Vivir el momento»

Vivir el momento Suelta el lastre que te pesaen este amanecer soleadoy deja que tu alma sea librede penas,de miedos,de enfados,de pesadumbres.Libera ya las cadenasque te mantienen atadoa una soledad perpetua,que te hace vagar sin rumbopor los angostos senderos,desdibujados,de una existencia inclementede días desamparados.Emborrona los pesaresque oscurecen tu mirada,como si fuesen de tiza,y exílialos alSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Vivir el momento»»

Anuncio publicitario

«¿Quién?»

¿Quién? Decidme dónde está escrito,quién por mí ha decididoque deba ser una princesa.Bonita.Sumisa.Elegante. Decidme quién da por supuesto,quién impuso en mí esos rolessolo por nacer mujer.Madre.Esposa.Amante. Quién quiere que quede en casasin demostrar mi valía,en el cuarto de la plancha.Cocina.Limpia.Acata. Por qué no merezco el respetoigual que si fuera un hombre,por qué no cobro loSigue leyendo ««¿Quién?»»

Miércoles de poesía: «Mentira»

Mentira Como una daga afiladaque te rasga las entrañasy te envenena por dentrodejando bien incrustadosu ponzoñoso aguijón.Como una venda que caede los ojos y del almay te libra de la cegueraque habitaba candorosadentro de tu corazón.Como un vacío que queda,dejando paso a la nada,a una confianza vana,vacante y desocupada,una trivial emoción.Como una herida sin bálsamoqueSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Mentira»»

Miércoles de poesía: «Con calma»

Con calma Quisiera tomarme la vidacon calma,como si los días fueranlas mansas aguas de un lagosobre el que simplementeflotar. Quiero contemplar el sol,deleitarme con sus rayoscomo hacen los animales,que mi única preocupación seaembriagarme de calor. Dejarme llevar por la brisacomo las hojas se acunanen los tiernos brazos de Eolohasta llegar a un parajedonde no existaSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Con calma»»

A letras con los lunes: «El jardín de los libros perdidos»

El jardín de los libros perdidos Cuenta la leyenda que, en algún lugar, existe un jardín al que van a parar todos los libros que una vez se perdieron de la mano de sus dueños. Habitan allí, sosegados, a la espera de reencontrarse con esas manos que tanto los habían acariciado, de volver a serSigue leyendo «A letras con los lunes: «El jardín de los libros perdidos»»

El relato del viernes: «Sin noción del tiempo»

Sin noción del tiempo —No quiero ir al trabajo—, gimoteó Lorena, arrebujada bajo el cálido edredón nórdico. Hacía un buen rato que la alarma del despertador había sonado, rompiendo con su estridente timbre el silencio que reinaba en la casa a aquellas horas de la, todavía, noche. Como cada mañana, había sacado solo la manoSigue leyendo «El relato del viernes: «Sin noción del tiempo»»

Miércoles de poesía: «Para siempre»

Para siempre Voy a vivir para siempreen cada letra manuscritacon la tinta carmesíque me recorre las venas,con sus trazos incoherentesplasmados sobre la piel.En cada palabra aladaque te susurre al oídounos versos inconexosque algún día declaméviajará hasta tus sentidosmi espíritu, siempre perenne.Viviré en cada recuerdo,al abrigo del cariñoque emana de un corazón.En cada aliento de aire,enSigue leyendo «Miércoles de poesía: «Para siempre»»

A letras con los lunes: «Blanco de Cupido»

Blanco de Cupido Quisiera yo saber en qué consisteeste calor intenso en las entrañasque aunque trate de evitarlo con mañasno me lo pone fácil pues insiste. Cómo pude ser centro de este embisteque me ha cautivado con sus patrañasy me ha producido cien mil migrañasdesde el momento en que me sedujiste. Yo que siempre tuveSigue leyendo «A letras con los lunes: «Blanco de Cupido»»

El relato del viernes: «No le importó»

No le importó Salió a dar un paseo. Las calles estaban cubiertas por completo de nieve y el frío lanzaba afilados puñales contra los rostros, pero no le importó. Hacía horas que había anochecido y la oscuridad se cernía como un monstruo sobre el pueblo, apenas iluminado por las exiguas farolas, pero tampoco le importó.Sigue leyendo «El relato del viernes: «No le importó»»

Miércoles de poesía: «A deshoras»

A deshoras Siempre camino a deshoraspor alguna senda ajenaque no lleva a mi destino,perdida en los vericuetosde las noches insondables,en las que las únicas estrellasque brillanlo hacen por su ausencia.Mi única compañíaes el ulular del viento,el crujir de la hojarasca,el aullido de la nochey los suspiros del alma.Solo busco en las tinieblasuna mano que seSigue leyendo «Miércoles de poesía: «A deshoras»»