El relato del viernes: «El camino»

EL CAMINO Se me antojaba largo, se me antojaba angosto. Decían que al final de aquel camino hallaría la sanación de mi alma herida en mil batallas. Pero aquel camino se me antojaba angosto. Había comenzado amplio, soleado, con piso firme. Yo también lo había comenzado con paso firme, con mi gran mochila cargada deSigue leyendo «El relato del viernes: «El camino»»