El relato del viernes: «El pueblecito extremeño»

      El pequeño pueblecito de casas blancas encaladas había crecido hasta convertirse en una pequeña ciudad. El progreso, implacable e inevitable a partes iguales, había llegado como a todos los lugares. Pero la esencia del pueblo había sabido preservarse por encima de todo aquello. En una armoniosa comunión, convivían en el pequeño pueblecito,Sigue leyendo «El relato del viernes: «El pueblecito extremeño»»