Reseña: “Luz velada”

Reseña: “Luz velada”

 

RESEÑAS LITERARIAS

Hoy nos adentramos de lleno en el mundo de la poesía. Una poesía de calidad que viene de la mano de la poeta Isabel Fernández Bernaldo de Quirós. He de decir que he tenido la suerte de poder conocer a Isabel en persona y que he encontrado una persona cálida, sencilla, bondadosa, un auténtico encanto de mujer. “Luz velada”, es uno de los tres poemarios que ha publicado Isabel, siempre bajo el sello de Ediciones Vitruvio. Comenzamos, como siempre, con una pequeña ficha técnica:

FICHA TÉCNICA

Título: Luz velada

Autora: Isabel Fernández Bernaldo de Quirós

Editorial: Ediciones Vitruvio

Año de publicación: 2015

Presentación: Tapa blanda

Número de páginas: 124

ISBN: 978-84-944437-9-4

SINOPSIS

Poesía intimista contemporánea

SOBRE LA AUTORA

Isabel Fernández Bernaldo de Quirós, nacida en Mieres (Asturias) en 1947, ha sido Profesora Titular de la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid.

Es autora de Al son de las mareas y Las farolas caminan la calle, publicadas con Ediciones Vitruvio. Luz velada es el segundo libro de poesía que publica.

62. RESEÑA LUZ VELADA

La poesía de Isabel es elegante, intensa y armoniosa. Versos libres que te llenan el alma, poemas que puedes paladear, deleitarte en ellos, que piden ser leídos una y mil veces. Poesía digna de ser disfrutada con tranquilidad, como si se tratase de un pequeño tesoro que tienes la suerte de acariciar con tus manos.

El poemario está estructurado en cinco libros, cada uno de los cuales está dedicado a una temática muy concreta. Poemas que hablan, cómo no, del amor, de la vida, de la muerte (entendida esta en sus más diversas vertientes), del paso del tiempo, de la pérdida de la juventud, del cariño de los hijos, de la enfermedad, del renacer a la vida a través del cariño de los nietos.

Como siempre, os traigo hasta aquí uno de sus poemas para que lo podáis disfrutar por vosotros mismos. El título, «Cuando el mar se desvanece»:

Cuando el mar se desvanece

se escuchan los ecos de la muerte

navegando entre silencios de medusas.

Suspiros

de cuantos ahogaron sus penas

adentrándose desde sus orillas.

Clamores

de quienes naufragaron tormentas

en sus aguas abisales.

Llantos

de cuántas vidas duermen

en el silencio de sus fondos.

¡Cantos de sirena!

Me gustaría destacar también otro poema dedicado a nuestra gran compañera de letras Julie Sopetrán. Se titula «Una de ellos» y dice así:

Desde la lejanía escucho el eco ronco

nacido entre las ruinas del monasterio.

Su corazón desgarrado grita

lágrimas de sangre inocente.

Se siente una más de ellos,

madre, padre, abuelo, hijos, nietos.

Por cada asesinato

un cuchillo en su cuerpo.

Por cada desaparecido

una bala en su fe en México.

La acompañé en cada silencio

y esperé paciente su desahogo.

No tardó en llegar.

Los muros del claustro se estremecieron

cuando vomitó

el agrio sabor de la impotencia

y el frío dolor de la injusticia

en palabras de denuncia.

En cifras de sangre que aterrorizan al miedo.

En versos que resucitan muertos.

Muy recomendado si quieres mecerte en versos, que te acunan desde el primero al último, de una manera mágica que te envuelve en todo instante.

A título personal, he de decir que me ha llenado más Luz velada que Las farolas caminan la calle. Lo encuentro más íntimo, especial. Os toca a vosotros conocerlos y formar vuestra propia opinión. Lo que es seguro es que no os defraudará.

Recomendado: 100%

Enlace de compra

281. PRINCIPITO