A letras con los lunes: “Lo que cabe en un suspiro”

A letras con los lunes: “Lo que cabe en un suspiro”

Lo que cabe en un suspiro

Se me escapa un suspiro y tú me observas
con el gesto preocupado
e intranquilo
del que sabe la cuantía de palabras,
emociones y sentidos
que pueden albergarse en su interior.
Todo lo inunda el aliento retenido
que rompe el aire tras la frágil explosión
y se vuelve más pesado hasta el silencio
que flota luego de la ahogada exhalación,
un silencio lleno de palabras muertas
aun antes de haber nacido
y que fueron a enterrarse en un suspiro.

Ana Centellas. Mayo 2019. Derechos registrados.

https://www.copyrighted.com/works/view/b4qkEoHAH2GhVUEa?ref=registered

*Imagen: Pixabay.com (editada)

Miércoles de poesía: “Sentimientos XI”

Miércoles de poesía: “Sentimientos XI”

Sentimientos

XI

Siente que el frío se cuela
por todas aquellas rendijas
invisibles
que trató de dejar cubiertas,
selladas,
protegido con su cobija
tejida en verano al sol,
para evitarse la muerte
a manos del desconsuelo
que el invierno le traerá.

Algo ha fallado en la tela
que permite que entre el frío,
árido,
y penetre con su espada
cruel
hasta el mismo centro oculto
del sentimiento escondido
que aún recuerda aquellos días
en los que latía con fuerza,
en los que se sentía vivo.

Siente próximo el desenlace
del tiempo que le fue dado,
prestado,
y apura sus últimas horas
en silencio
soñando con ser más fuerte,
con poder ser inmortal,
con ganarse el privilegio
de poder seguir viviendo
por toda la eternidad.

Sentimientos que son sueños
cuando el frío muerde ya.

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

Sentimientos by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

*Imagen: Pixabay.com (editada)

A letras con los lunes: “Náufragos”

A letras con los lunes: “Náufragos”

Náufragos

Náufragos,
es lo que somos,
frente a las costas del miedo,
que buscan en tierra extraña
una oportunidad en su vida,
aquella que no tuvieron.
Nos asimos a las rocas
-con manos, uñas, con dientes-
de la desesperación,
tratando de alcanzar la orilla
antes de que sople el viento
y las corrientes nos lleven
a un punto de desencuentro.
Levantamos nuestras manos
para que alguien nos vea
y nos lance un cabo de cuerda
que cambie nuestro destino,
que diga que no hemos muerto.
Polizones de la vida,
estraperlo de los años,
que tan solo somos eso,
somos náufragos,
buscadores de los sueños.

Ana Centellas. Enero 2019. Derechos registrados.

Náufragos by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

*Imagen: Pixabay.com (editada)

Miércoles de poesía: “Sentimientos X”

Miércoles de poesía: “Sentimientos X”

Sentimientos

X

Ahora teje el sentimiento
con cierta melancolía
una cobija
de suave lana cardada,
sublime,
en la que poder guarecerse
del otoño que le ronda
sin conceder ni una tregua,
para guardar los ardores
del tiempo que ya pasó.

Envuelto en el tul tejido
se adormece y se acomoda,
aún tibio,
descansa con el aliento
tenue
de saberse protegido
de todas las inclemencias
que pudieran ocurrirle
en su era enmohecida
por la lluvia de su lacrimal.

Así se duerme arropado,
acurrucado en su olvido
temprano,
mientras disfruta su siesta
otoñal,
ajeno a los crueles fríos
que le acechan a escondidas
entre las ramas doradas
que destellan e hipnotizan
cuando reflejan el sol.

Sentimientos sosegados
en el ocre del hogar.

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

Sentimientos by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

*Imagen: Pixabay.com (editada)

A letras con los lunes: “Penitencia”

A letras con los lunes: “Penitencia”

Penitencia

Se escucharán los aullidos
que al silencio de la noche
lance mi cuerpo maldito
para cumplir el castigo
que merezco por vivir,
mientras me fumo la niebla
que me recorre las venas
y la convierto en silencios
disfrazados de alaridos
que volarán con el viento
hasta que mis propios oídos
dejen de una vez por todas
de escuchar algún sonido.
Vestirán de rojo intenso
las sombras que en mi agonía
recubrirán mis costados
para que cumpla con creces
la penitencia auto impuesta
en el letargo de un día
en que me creí morir.
Saldrán todos mis fantasmas
a recrearse en la escuela,
a pasear por mis limbos
de eternas noches de alcohol
y reconoceré en mis noches
la sombra de esa gran duda
que planea por mi mente
dejando morir mi cuerpo
en un orgasmo infinito
que solo podré otorgarme yo.

Ana Centellas. Enero 2019. Derechos registrados.

Penitencia by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

*Imagen tomada de la red (editada)

Miércoles de poesía: “Sentimientos IX”

Miércoles de poesía: “Sentimientos IX”

Sentimientos

IX

Se aproxima el equinoccio
al sentimiento profano,
pleno,
que sobrevivió incólume,
duradero,
al verano de las siembras,
el calor y las cosechas,
impoluto en su ignorancia
de verse pronto cubierto
por una falta de luz.

Ya en la viña se desnuda
una vez más bajo el cielo
azul,
mostrándose en cada banasto
añejo
de la uva recogida
entre fiestas y jolgorios,
entre cánticos y risas,
entre calores forjados
en un eterno verano al sol.

Y se nos muestra orgulloso
de su propia resistencia,
ufano,
curtido cual campesino
ocioso,
dispuesto a perdurar siempre,
aunque el sol muestre su ocaso
antes de lo acostumbrado
para irse a dormir presto
junto al amor de la luna.

Sentimientos cosechados
en las eras del sentir.

Ana Centellas. Mayo 2018. Derechos registrados.

Sentimientos by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

*Imagen: Pixabay.com (editada)

A letras con los lunes: “Voces rotas”

A letras con los lunes: “Voces rotas”

Voces rotas

Se arraciman en una pila
los cuerpos yermos e inertes
que hace apenas unas horas
estaban llenos de vida
buscando en el cuerpo a cuerpo
el fragor de la batalla.
Gritos desesperados
que se mezclan con las lágrimas
ahogando la letanía
que nace de los suspiros
cubiertos de oscuro polvo
del compañero que sobrevivió.
Hombres que no se atreven
ni a mirar fijo a los ojos
y que bajan la mirada
para ocultar el espanto
que les envenena el rostro
después que todo acabó.
Armas sucias que rielan
sobre pechos desgarrados
por unas manos maltrechas
y heridas en el orgullo
de saberse en ese punto
portadoras de la muerte.
Calla el campo de batalla
las voces rotas de culpa.
Calla y solo queda en el habla
un aliento y cien reproches
entre pólvora y metal.

Ana Centellas. Septiembre 2018. Derechos registrados.

https://www.safecreative.org/work/1809138354127-voces-rotas

*Imagen: Pixabay.com (editada)