Miércoles de poesía: “Descafeinado”

Fuente: Pixabay

Descafeinado

Nos quedaron tantos besos en el aire,
tanto abrazo suspendido
tras el cierre de función.
Se nos olvidaron las ganas
de compartir la colada,
separamos por colores
y tanto se nos fue la mano
que el filtro nos alejó.
Tantas palabras perdidas
no salieron de los labios
y solo el eco quedó.
Y en la vida solo se oye
el silbar de la cafetera,
desidia descafeinada
que, a sorbos,
solo me la tomo yo.

Ana Centellas. Enero 2021. Derechos registrados.

Safe Creative: Obra #2101296753484

Miércoles de poesía: “Perdón”

Fuente: Pixabay

Perdón

Quise pedirle perdón
al cielo
por todos los pecados cometidos
-y que seguiré cometiendo-.
Perdón
porque no supe quererme
como hubiese debido,
por lastimarme a sabiendas
para no herir a alguien más.
Perdón
por dejar que el ego
tome el control de mi vida,
por renegar de mi esencia,
por callar en un suspiro
lo que no supe expresar.
Perdón
por todos los miedos,
por la culpa,
por haber querido a veces
dar un fin irreversible
a lo que un día una madre
-la mía-
con tanto cariño crió.
Perdón porque mis pecados
fueron todos capitales,
soberbia, ira, avaricia,
pereza, envidia,
lujuria,
–¿seguro que es un pecado?-
y hasta por gula falté.
Quise pedir perdón al cielo,
a un ser supremo
o a Dios,
pero he sido tan pagana
-y lo seguiré siendo-
que solo pude pedirme perdón
a mí misma.
Satis est.
Más que suficiente.

Ana Centellas. Enero 2021. Derechos registrados.

Safe Creative: Obra #2101266712336

Miércoles de poesía: “Queriéndome”

Fuente: Pixabay

Queriéndome

Fui sintiendo
con el paso de los años
que la vida ya no lastra,
que los miedos
eran solos los fantasmas
del presente y del futuro,
que el silencio es un amigo
y la expectativa es rival.
Fui creciendo
y soltando los anhelos,
fui sanando la mordida
de la vida,
suturando los raspones
que llevaba en las rodillas,
abriendo muy bien los ojos
y sin dejar de soñar.
Fui aprendiendo
que nada era para tanto,
ni nadie,
que las preocupaciones
siempre truecan en recuerdos
y que el instante es efímero,
también la felicidad.
Y fui encontrándome a mí mismo,
ligero,
libre de todas las rémoras
que me interpuso el destino.
¿Cómo lo iba a lograr?
Pues queriéndome muchísimo.

Ana Centellas. Enero 2021. Derechos registrados.

Safe Creative: Obra #2101216649767

Miércoles de poesía: “Estado de guerra”

Fuente: Pixabay

Estado de guerra

Vivir en estado de guerra,
no rendirse en la batalla,
disparar todas tus balas
y atrincherar bien el alma.
Vivir con el arma cargada,
repletas las cartucheras
y el corazón protegido
por un chaleco antibalas.
Vivir en estado de guerra,
todo esto, ¿para qué?
¿Para todo?
¿Para nada?
Para proteger la alegría,
salvaguardar el cariño
y disfrutar del mañana.

Ana Centellas. Enero 2021. Derechos registrados.


Estado de guerra – Protected by Copyrighted.com

Miércoles de poesía: “In albis”

In albis

Hoy suena en blanco el canto del gallo
al despertar la mañana.
Blanco sueño.
Blanco abrazo.
Igual de blancos los campos
y el café que se derrama.
La esperanza viste en blanco
y hasta el amor peina canas.
Cubierta de un manto blanco,
la ciudad se despereza,
mucho más pura que antaño,
blanca como fue en el alba.
Blancas calles.
Vidas blancas.
Y al contemplarla me quedo
en blanco,
como quien no sabe nada.
Qué dulce así la existencia,
blanca como nieve blanca.

Ana Centellas. Enero 2021. Derechos registrados.

In albis – Protected by Copyrighted.com

Miércoles de poesía: “Hipocresía”

Fuente: Pixabay

Hipocresía

Nos guardamos la sonrisa en el bolsillo,
junto al dinero suelto que nos queda
para llegar a fin de mes.
Tantos años de silencios compartidos,
almoneda de paciencia y resistencia
en la lonja de los sueños.
Guardamos luto por los ideales divididos,
los pérfidos insurrectos
que quedaron por cumplir.
Y amanece con el sol como testigo
del entusiasmo escondido
y comedia a flor de piel.
Se cayeron las sonrisas del bolsillo
y mostramos más los dientes
que, al final,
es lo único que jode.

Ana Centellas. Diciembre 2020. Derechos registrados.

Hipocresía – Protected by Copyrighted.com

Miércoles de poesía: “Si fuera”

Fuente: Pixabay

Si fuera

Como si fuera de agua,
fluye al vaivén de mi marea
hasta que lleguemos juntos
a una orilla abandonada
cubierta de arena de olvidos
y eternas puestas de sol.

Como si fuera de aire,
vuela como hace el pájaro
a favor de las corrientes
y sumérgete en mis suspiros
hasta que ambos respiremos
el soplo de tu sudor.

Como si fuera de fuego,
prende en silencio la mecha
del barreno que socave
mi voluntad y la tuya,
entre volutas de humo
enciende tu munición.

Como si fuera de tierra,
moldéame con tus manos
como herramientas sinceras
que limen mis asperezas
hasta regresar al barro
que no entiende de color.

Como si fuera de carne,
devórame con tal ansia
que logres sofocar tu hambre
y conviérteme en alimento
de tus propias ilusiones,
en sustento de tu amor.

Como si fuera de polvo,
como si fuera de niebla,
como si fuera de vida,
como si fuéramos uno
y no, simplemente, dos.

Ana Centellas. Noviembre 2020. Derechos registrados.

https://www.safecreative.org/work/2011165899086-si-fuera

Miércoles de poesía: “No me quites la ilusión”

Fuente: Pixabay

No me quites la ilusión

No me quites la ilusión,
deja que crea por siempre
que aún existe la magia
que puede hacerme feliz.
No me despiertes del sueño
que viene de mi niñez,
deja que viva el hechizo,
déjame beber la pócima
que me hace sonreír.
Cierra mis ojos con tiento
y arrópame las entrañas
cuando veas en mi rostro
el cansancio que delata
que ya no puedo seguir
con la vigilia del alma.
Y no me quites la ilusión
porque quiero levantarme
y encontrarme bajo el árbol
intacto mi corazón.

Ana Centellas. Diciembre 2020. Derechos registrados.

Safe Creative: Obra #2012166224822

Miércoles de poesía: “2020”

Fuente: Pixabay

2020

Se va.
Sin pena ni gloria,
pero se va.
Y con su marcha se deja,
olvidados,
descuidados,
los abrazos que perdimos,
los besos que no nos dimos
y el corazón sin aliento.
Cuántas sonrisas vacías
quedaron en el olvido,
cuántos encuentros furtivos
guardados en un cajón.
Se va.
¿Cómo será el que le sigue?
Poco esfuerzo necesita
para lograr ser mejor.
Solo una cosa le pido,
que me reúna con mi gente.
Y hasta nunca, 2020.

Ana Centellas. Diciembre 2020. Derechos registrados.

2020 – Protected by Copyrighted.com