Un poquito más de mí

Un poquito más de mí
Imagen propia

Fijaos qué idea más tonta he tenido, será que me sobra el tiempo jajajaja. Pero la verdad es que me apetece mucho y me parece una experiencia muy bonita el poder compartir con vosotros algo más sobre mí, aunque creo que ya lo debéis de saber todo… o casi todo…

En primer lugar, lo primero que os quiero contar es algo muy trivial, pero, por algún motivo que desconozco, me da una rabia tremenda. Lo voy a soltar así, de golpe, como quien no quiere la cosa, sin anestesia, esperando que nadie se sienta ofendido:

Sí, lo confieso delante de todos vosotros: odio que me llamen Anita. Siempre he tenido una especial tirria a ese nombre y, aunque hay determinadas personas muy especiales a las que se lo permito, que son muy pocas y contadas con los dedos de una mano, aunque no os lo diga lo odio, y de qué manera.

Quizá ahora pueda resultarme ridículo utilizar ese diminutivo para mi nombre, ya que alcancé la tan temida cuarentena y, oye, no se está tan mal, pero que me llamen Anita a mi edad parece que me chirría un poco. Aunque lo cierto es que es algo que vengo arrastrando toda la vida, era oír decir Anita y mi mente, rauda y veloz cual centella (fijaos qué bien hilado, ¿eh? jajaja) en el cielo, respondía con acento de retintín, Anita dinamita. Jajajaja.

Os invito y os pido por favor que me llaméis Ana, Anuski, Anuchi… como prefiráis, pero siempre mejor que Anita

Así que, como  alguien vuelva a llamarme  Anita, tarde o temprano, ¡tarjeta roja y expulsión! Jajajaja, es broma.

Esto es todo por hoy, la semana que viene más. Y lo cierto es que me siento como en una partida de streap-póker, hasta que me quede sin prendas que me cubran, y me muestre tal cual soy. Al natural.

PD: A raíz de mi entrada de hace unos días, en la cual realizaba un ejercicio literario que trataba sobre tu vida diez años después, he recibido bastantes felicitaciones por mi cumpleaños. Os lo agradezco de corazón, en serio, pero solo quiero aclarar una pequeña cosa:

UN POQUITO MÁS DE MÍ

¡Era solo un ejercicio! Si todo lo que escribo estuviese basado en mi realidad, apaga y vámonos, jajajaja. Y es que, por si no tuviera yo suficiente con la crisis de los 40, que me echéis 50 ya es para ponerse a llorar directamente…

Así que repetid conmigo: Te llamas Ana y tienes 40 años, te llamas Ana y tienes 40 años…

Anuncios

Una pequeña nota de márketing

Una pequeña nota de márketing

PORTADA2

Queridos amigos, me paso por aquí tan solo un momento para recordaros que mi pequeña novela, “A este lado del Estrecho” verá la luz en papel dentro de muy poquito. Estoy ya dándole los últimos retoques y en breve lo enviaré a la editorial.

En cualquier caso, si os apetece vivir la historia de Marina y Víctor, sigue estando disponible en formato Kindle en Amazon, casi, casi, por menos de lo que cuesta un café. ¡Y lo feliz que me haríais!

Cuando tenga los ejemplares en papel estaré encantada de enviarlos dedicados personalmente de mi puño y preciosa letra, jajajaja.

Perdonad, pero es que si no lo digo yo… ¿Quién lo va a decir por mí?

¡Mil besos!

A este lado del Estrecho, pronto en papel

A este lado del Estrecho, pronto en papel

PORTADA2

Bueno, chicos, quería aguantar un poquito más para daros esta noticia, pero es que o la cuento o me da un patarraque. ¿Qué no sabéis lo que es un patarraque? Que me muero de las ganas.

Y sí, como habéis leído en el título, mi pequeña novela “A este lado del Estrecho”, en unos meses verá la luz en papel. ¡Tengo unas ganas de tenerla entre mis manos! De momento, me estoy dedicando a hacer revisiones, revisiones, revisiones, revisiones… ¡Que ya me estoy cansando de tantas revisiones! ¡Me la sé de memoria! Creo que ya voy por la última, así que…

En cuanto termine de hacer todas las correcciones y me hagan llegar el prólogo (que sí, va a tener prólogo, pero eso no os voy a contar todavía quién lo va a hacer jejejeje), sale en marcha para la editorial. ¿Que qué editorial? Adivinad.

A ESTE LADO DEL ESTRECHO, EN PAPEL

He apostado por ellos porque las referencias que me han dado han sido buenísimas, así que… Me lié la manta a la cabeza y dije, vamos Ana, que tú puedes. Y después de un añito, ¡al fin!, me he lanzado al papel. Como ya sabéis firmé el contrato de edición hace unos meses, así que ya solo queda que termine de perfilar mi novelita para que se pongan a trabajar. ¡Y qué ganas tengo!

La verdad es que estoy muy ilusionada, y espero poder compartir esta alegría con todos vosotros dentro de muy poquito. De momento, para el que la quiera, sigue estando disponible en Amazon. Pero, advierto, habrá cambios. Nada que altere la historia original, pero sí habrá algunos cambios. De algo me habrá tenido que servir este año que llevo aprendiendo, y lo que me queda…

De todas formas, os dejo el enlace a Amazon, por si os animáis. Tiene cuatro opiniones de cinco estrellitas… Lo digo por si os anima, jajajajaja.

Seguiré informando. ¡No os preocupéis!

Por último, pero no menos importante, quería aprovechar la ocasión para felicitar a nuestra amiga María del Mar Ponce, del blog Versos con vida propia, que hoy es su cumpleaños. ¡Muchísimas felicidades, amiga! En nombre de toda la comunidad bloguera, ¡te queremos un montón! Mil gracias por ser como eres y esperamos que hayas tenido un día muy, muy especial. Miles de besos para tu alma.

 

 

Sorpresas: Un pequeño adelanto, porque no me aguanto

Sorpresas: Un pequeño adelanto, porque no me aguanto

UN PEQUEÑO ADELANTO.pngLa semana pasada os contaba acerca de una serie de cambios que iba a introducir en mi vida, en mi actividad y que tenía todas mis ilusiones puestas en ellos.

Poquito a poco iréis viéndolas, pero la más importante de ellas es esta, que lo he intentado, de verdad que lo he intentado, pero es que no me aguanto.

En la foto de arriba veis una pequeña muestra de lo que me traigo entre manos. Y sí, el pasado lunes firmé mi primer contrato de edición. No sé qué saldrá de todo esto, quizá sea una gran locura, pero al fin me tiré a la piscina, que hacía tiempo lo tenía que haber hecho. Y hasta aquí puedo leer…

Y, por supuesto, más proyectos, colaboraciones e ideas que me bullen en mi loca cabecita.

Prometo manteneros informados. ¡Muchísimas gracias por todo el apoyo mostrado en estos días! ¡Mil besos!

Preparando sorpresas, ¡qué ilusión!

Preparando sorpresas, ¡qué ilusión!


Aunque parezca que estoy de vacaciones, ya veis que no, que sigo aquí al pie de cañón todos los días. Y aunque estoy disfrutando de largos descansos, que bien hacían falta, estoy trabajando en segundo plano en algo que es muy especial para mí.

De momento, vamos ampliando colaboraciones, ya iréis viendo. Pero para después del verano, os traeré una sorpresa que a mí, personalmente, me hace mucha, mucha, mucha, pero que mucha ilusión. Y a mi padre más, jajajaja.

Hasta aquí puedo leer, pero de verdad espero que os gusten todas las novedades que se avecinan, y espero seguir contando con todo vuestro cariño y apoyo, como hasta ahora. 

Parar, no paro. Pero con calma y mucho amor. 

Seguiremos informando…

CONTINUARÁ…

Vídeo-relato: “Correr el riesgo”

Vídeo-relato: “Correr el riesgo”

 

CORRER EL RIESGO.jpeg
Imagen: Pixabay.com

 

Para hoy he elegido compartir con vosotros otro de los vídeos que termino de realizar, recién salidito del horno, calentito. Se trata de uno de los primeros relatos que escribí, así que no le miréis mucho el diente… al fin y al cabo, es caballo regalado.

Aquí lo tenéis. “Correr el riesgo”.

Aprovecho para animaros a suscribiros a mi canal, en el que a diario subo vídeos nuevos de mis letras, de los clásicos, literatura erótica y de las grandes mujeres.

Y si os gusta y me dejáis un comentario, me haréis muy, pero que muy feliz.

¡Besazos! ¡Se os quiere!

Emocionadísima, ¡escuchad, por favor!

Emocionadísima, ¡escuchad, por favor!

EL CAMPESINO

Allá por los principios de este blog, cercano ya al año debe andar, este fue uno de los primeros relatos que escribí. Se titula “El campesino” y pretendía hacer un homenaje a las duras faenas del campo.

Hoy me emociona muchísimo escuchar mi relato en la preciosa voz de mi querida amiga Lorena Fernández. Una vez más, España y Argentina se hermanan. Os recomiendo que os paséis por su canal de YouTube, Lorena Fernández Proyecto en Letras. Encontraréis auténticas maravillas y preciosidades. El fin de Proyecto en Letras es promocionar, de manera totalmente altruista,  las letras de autores que aún no son muy conocidos y apostar por la difusión de material literario con una presentación excelente, de la que se encarga la propia Lorena.

¿Qué os voy a decir de ella? Creo que podría asegurar que es una de las mejores personas que he conocido en los últimos años. Y que, en cuanto pueda, habrá que hacer un viajecito obligatorio a Argentina, para darnos ese abrazo que tanto nos falta, amiga.

Aquí os dejo el enlace al vídeo que Lorena ha editado con mi relato y su maravillosa voz. Solo puedo decir que se me saltan las lágrimas cada vez que lo veo.