“Espíritus nocturnos” – Desafíos Literarios

“Espíritus nocturnos” – Desafíos Literarios
ESPÍRITUS NOCTURNOS
Imagen: Pixabay.com (editada)

 

Aquí os dejo con mi aportación a Desafíos Literarios del pasado viernes, en mi columna Letras a la Deriva. No dejéis de visitar la página, donde encontraréis textos maravillosos de compañeros estupendos.

 

ESPÍRITUS NOCTURNOS

En ese preciso instante en que el ocaso se abre paso a través de la luz del día que ya fallece, cuando el horizonte se tiñe de bellos tonos anaranjados en los que recrear la vista, las montañas se recortan a contra luz, convirtiendo en magia pura todo cuanto a su alrededor acontece. Tímidas nubes tornasoladas asoman de su escondite, pequeñas, aisladas, soñadoras. Buscan en el rayar del cielo con la montaña un pedacito de luna, que aún anda adormecida sin mostrarse, muy coqueta, tímida como siempre ha sido, que no se deja ver en el cielo hasta que la oscuridad sea completa.

Y es justo en ese momento, en que el lago se tiñe de naranja, reflejando en sus calmadas aguas el mágico espectáculo que a su alrededor se recrea, cuando salimos los espíritus de la noche a danzar sin ser vistos, a volar entre la magia, a soñar con madre tierra.

Llueven desde el ocaso cientos o miles de estrellas, que se deslizan por cintas de raso como un tobogán hasta nuestros pies. Enredamos nuestras manos con ellas, con las estrellas, mantenemos equilibrios imposibles, volamos por cientos de ellas, nos llenamos con su luz y volvemos a la tierra. Jugamos una vez y otra con ellas, como si fueran nuestras, bailamos en danza fluida, equilibrada y serena, meditamos bajo la luz que recorre nuestras venas.

Hasta que ya el horizonte resplandece como el fuego, en un rojo tan intenso que parece que las fuertes montañas vayan a salir ardiendo. Llega la oscuridad plena, se muestra alegre la luna, volvió a ganar la partida dejando al sol que se duerma. Las cintas de raso huyen, se recogen en tropel, los espíritus nocturnos nos quedamos con las ganas de jugar con ellas otra vez. La luna nos ilumina, nos protege con su luz para que el próximo día salgamos de nuevo al mundo a brillar entre la gente, a guiarles en la senda que es la vida, una y otra, y otra vez.

Ana Centellas. Enero 2018. Derechos registrados.

logo_SafeCreative

57. CALM

Anuncios

Reseña: “Las culpas del amor”

Reseña: “Las culpas del amor”

33. RESEÑA LAS CULPAS DEL AMOR

¡Por fin he conseguido traeros una nueva reseña! Después de varias semanas, aquí tenéis mi opinión, reseña o como queráis llamarle de “Las culpas del amor”, de la gran Gema Lutgarda. Comienzo dejando la ficha técnica:

FICHA TÉCNICA

Título: Las culpas del amor

Autora: Gema Lutgarda

Editorial: Autopublicado

Año de publicación: 2016

Número de páginas: 299

ISBN: 9781535200011

SINOPSIS:

Vivir atrapados por las culpas, aquellas que sin embargo, achacamos al amor o al cariño. ¿Cuántas veces he escuchado la misma excusa?… Eres mía y de nadie más porque te quiero; tengo el poder sobre tu cuerpo y tu mente porque te amo; te di aquella paliza porque este amor me está volviendo loco; la maté porque la quise.

Horrores tras horrores cobijados, excusados… que mancillan y empañan la pureza de tan hermoso sentimiento.

Esta novela es un silencio de respeto, y a la vez un grito catártico contra tantas injusticias.

Harry Newman, aquel chico torturado por su pasado, aquel chico que amó a otro chico, supo leer donde nadie leyó: en aquellos ojos verdes atenazados por el miedo. Quizá porque su pasado estaba tan latente en cada objeto, en cada vida, en cada instante… que los ojos de Sara lo atraparon en ese mismo calvario sufrido desde su infancia. Un calvario que quería olvidar, que necesitaba expiar. Por ello, luchó por ella y también por él; por ello acabó amándola, porque el verdadero amor no entiende de sexos, ni de culpas.

Sin embargo, las culpas los persiguieron, aquella guerra no sería fácil de derrotar; el odio disfrazado de hipocresía los golpeó sin miramientos; pero ellos gritaron, pelearon, ¡proclamaron! Tendieron su mano hacia ti… Sí… tú, ese lector, ese otro aliento que vive, que sostiene este libro… ¡Ayúdalos en su grito! ¡Ama, vive!… Y ahora cierra tu mano, porque sé que está prendida y unida a esa misma búsqueda. Porque sé que al fin, atado al amor, tú también eres libre… ¡Sois libres para amar!

He ido leyendo esta novela despacio, muy despacio, paladeando cada capítulo, introduciéndome en los personajes, empatizando con ellos, haciendo esfuerzos por no devorarla en el acto.

Ambientada en el Londres actual, Gema nos trae una historia cargada de sentimientos. Con una prosa natural y limpia, se va desarrollando ante nosotros la historia de Sara, una mujer fuerte aunque ella no lo sepa. Junto a ella, Harry, también como personaje principal, su eterno amigo. Ambos vivirán una historia de amor en el que no falta ningún aliciente. Gema nos trae con esta novela un grito a la vida, una denuncia a la violencia de género, un grito a la libertad de las personas en el terreno sexual, una lucha por sobrevivir en un mundo lleno de envidias, hipocresías y odios. En un mundo en el cual tendemos a cargar con las culpas ajenas como si fueran nuestras y, para más inri,  mucho más grandes.

Con un hilo argumental bien tejido, sin grandes giros argumentales, pero con sorpresas que te irán descubriendo poco a poco la verdadera naturaleza del ser humano y de lo que es capaz, mientras que el amor consigue superar todas las trabas que se pongan en su camino.

Una lectura amena y ligera, apta para todos los públicos, aunque se catalogue como +18. En este sentido, he de decir que esperaba más, jajajaja.

Como contrapunto, se pueden observar errores de puntuación, pero no obstaculizan para nada su lectura.

Os animo a todos a conocer la historia de Sara y Harry. No os dejará indiferentes.

Podéis conseguirla en el siguiente enlace.

¡Hasta la próxima reseña!

A este lado del estrecho… puro amor 💕

¡Una nueva pincelada de A este lado del Estrecho! ¡Mil gracias de nuevo!

Hadas Descalzas

Antes que otra cosa quiero mandar un abrazo muy fuerte a la autora Ana Centellas, una maravillosa bloggera que creo yo muchos conocemos, y es que tuve el honor de colaborar con ella en su sección de YouTube “Grandes amigos, grandes poetas” y bueno, que la forma en que le dio vida a mi poema más Preciado fue maravilloso, yo es que siempre he sido fan del acento Español, pero además Ana tiene una forma de recitar maravillosa, que si aún no han escuchado alguna poesía o relato en su voz, les invito a que hagan pausa a este post y vallan a su canal que es realmente deliciosos.

Bien, pasando a la novela “A este lado del estrecho” yo quería comprarla con ella porque me hacía mucha ilusión tenerla firmadita, pero no me fue posible y como tampoco quise quedarme con las ganitas pues me compré el formato digital…

Ver la entrada original 35 palabras más

La frase de la semana IX

La frase de la semana IX

ROSALÍA DE CASTRO

‘Es feliz el que soñando, muere. Desgraciado el que muera sin soñar’.

Rosalía de Castro (1837-1885)

Poeta y novelista española.

Me encanta esta frase de Rosalía de Castro, nuestra gran poeta del siglo XIX. Recuerdo cuando, de pequeña, leía sus poesías en gallego y me quedaba embobada con esas palabras magistrales que fluían aun cuando no conocieras el idioma.

No puedo estar más de acuerdo con ella. Los sueños, nuestros sueños, nuestras metas, nuestros ideales, son los que nos hacen felices. Los que siguen alimentando la chispa de la vida y nos impulsan hacia delante. El que carezca de sueños, carece de vida. Al menos, de una vida ilusionada.

Todos los que estamos aquí compartimos un sueño, las letras. Solo por este hecho, ya podemos considerarnos mucho más que afortunados. Y, con ello, felices.

De lo que he podido leer en estos días que llevo tan ajetreados, me quedo con unos versos con los que nuestra compañera Scarlet, del blog El cristal de Rosshalde, comenzaba su entrada titulada “La cuenca”, que dicen así:

‘¡Todo se resume al tic tac del tiempo!

Somos simples pájaros sin alas,

tallos meciéndose al sol, 

apretadas quimeras

en la cuenca de la vida’.

Para seguir leyendo el poema, tendréis que visitar su blog 😉

¡Hasta la próxima semana!